En medio de la oleada de películas en las que los efectos especiales y los superhéroes ocupan las marquesinas más destacadas es un aliciente encontrar títulos más cercanos a gente real. Sin menospreciar otras producciones de Disney Plus, hay uno que llama la atención: Mi hermano persigue dinosaurios.

Se trata de una película italiana basada en una historia real y que el joven escritor Giacomo Mazzariol la trasladó a su novela bajo el mismo título en 2016, pero llevada al cine en 2019 por el cineasta Stefano Cipani, y que se puede ver en la plataforma de Disney Plus.

Es una película familiar. Trata sobre la llegada de un nuevo miembro a una familia de clase media compuesta por un padre, una mamá, dos hermanas y Jack, el menor de los hermanos -de momento-. El filme empieza con el anuncio de una doctora de que el niño en camino tiene síndrome de Down. Ambos padres desconocen esta afección y lo primero que preguntan es cómo es.

Desde allí empieza esta aventura para cada uno de los miembros. Los padres tendrán la tarea de comunicar a sus hijos cómo es Gio, el hermano que tiene un cromosoma de más. Jack decide que su hermanito es como un superhéroe con superpoderes y empieza a verlo así. Sus hermanas se cuestionan situaciones más reales. “Será diferente a ustedes, es especial”, anuncian los padres.

Publicidad

A medida que crecen todos se van presentando situaciones propias de una familia que recibe a un miembro a quien deben prodigarle más cuidados. Los padres ven afectada su economía por lo que deciden cambiarse a otra casa y a la espera de un subsidio del Estado para sustentar los gastos de la salud de Gio. El más afectado es Jack y el filme es prácticamente desde la perspectiva de él.

Con una sonrisa más grande que sus lentes, Gio poco a poco deja de visitar el hospital porque, sorprendentemente, muestra mejoría y lleva una vida casi normal. Jack y Gio entablan una relación “de uña y carne” que los ha unido muchísimo, hasta que Jack se da cuenta de que su hermano no tiene ningún superpoder.

Jack ahora es una adolescente y empieza su aventura propia de la edad. Una novia, amigos, estudios, quiere encajar socialmente. Pero ya no ve a Gio como antes, siente vergüenza de tener un hermano especial por lo que evita hablar de su hermanito, incluso ocultarlo.

Gio cambia la vida de todos. Ya en la escuela, sus padres deben darle independencia a pedido del especialista. Gio lo hace bien, pero sobre todo lleva alegría a su familia con sus payasadas, terquedad y ocurrencias, mientras trata de descifrar cómo deben cuidarlo.

Una cara reconocible es la de la actriz y cantante española Rossy de Palma. A ella la recordamos como “chica Almodóvar” en películas del cineasta manchego como Mujeres al borde de un ataque de nervios o La flor de mi secreto. Ella interpreta a Zia, la tía de los hermanos.