Puede que haya sido uno de los momentos más duros para Don Day dentro de la casa-estudio de Desafío a la fama (Ecuavisa). A partir de la semana pasada la convivencia se hizo un poco más compleja desde que entró la nueva participante, Conny Garcés, quien en el pasado fue su pareja.

Esta semana se llevó a cabo el quinto reto del programa, y el primero para Garcés, que los hizo trabajar más juntos que nunca. El desafío implicó desarrollar un pódcast vinculado a un sketch que terminara en una coreografía de baile. El tema de esta prueba fue parejas y seducción.

Los diez concursantes que aún se mantienen en el reality se dividieron en dos equipos, con un capitán cada uno. El equipo 1, con el líder César Veiga, se completó con Emma Guerrero, Antonio Borja, Mare Cevallos y Kachafa. Su dramatizado giró alrededor de una terapeuta sexual y de parejas que atiende casos en un programa de radio.

Publicidad

El equipo 2, con Nomandy a la cabeza, se integró por Don Day, Mariana Muy, Suriel y Conny Garcés. Su historia incluyó una pareja, conformada entre Don Day y Didy, con su hija, caracterizada por Muy y su novio, Suriel, en un programa radial conducido por Conny

Después la escena cambia al interior de una vivienda, donde Conny es una empleada doméstica seducida por el personaje de Don Day, a espaldas de su hija y su pareja que finalmente perdona la infidelidad “a favor de la familia”.

En los ensayos, a cargo del actor y maestro Johnny Shapiro, Don Day aseveró en más de una ocasión que daría lo mejor de sí mismo como intérprete. “Bajo un ‘3, 2, acción’ se vale todo”, dijo en un momento. Una vez finalizado el reto, aprovechó la oportunidad para agradecer a sus compañeros porque se le “complicó este reto”.

Publicidad

A pesar de la sensualidad entre Don Day y Conny, así como su choque de labios para caracterizar un beso, los jueces de la prueba (el músico Xavier Neira, la modelo Tiffany Oñate y el actor Émerson Morocho) se decantaron por la primera presentación y le otorgaron la victoria. (E)