El fenómeno que fue la telenovela de Rede Globo Avenida Brasil en Latinoamérica se reactiva ahora en las plataformas de streaming. El drama sobre Rita y Carmina, la madrastra más malvada que todas las madrastras unidas de los cuentos de hadas, se acaba de estrenar en HBO Max.

Esta iniciativa es parte de un acuerdo entre Globo y WarnerMedia Latin America para HBO Max, cuya alianza pondrá en el catálogo de esa plataforma otros dramatizados de éxitos de Globo, para los usuarios de América Latina y del Caribe (con excepción de Brasil).

El primer paso ha sido esta novela que cumple diez años de su transmisión original.

Es imposible olvidar a Avenida Brasil. Reinó los trending topics de las redes sociales hasta el último de sus capítulos, por la curiosidad de conocer cómo sería el final de la odiosa Carmina.

Publicidad

Su única temporada de 180 episodios fue doblada a más de 20 idiomas, siendo la novela más licenciada para el exterior al ser exportada a más de 120 países.

Incluso Forbes, revista especializada en el mundo de los negocios y las finanzas, la consideró una máquina de hacer billones (no millones, billones) gracias a que su historia se dirigía a la nueva clase media brasileña, comúnmente conocida como la ‘clase C’. “Avenida Brasil se ha convertido en un fenómeno al enfocarse en personajes que viven en los suburbios de Río de Janeiro, en lugar de personas adineradas, algo novedoso para el codiciado prime time que ocupan las telenovelas en la TV brasileña”.

La trama de Avenida Brasil empieza presentando a Carmina (Adriana Esteves), que parece ser una joven modesta y origen humilde, cuando contrae nupcias con Genesio (Tony Ramos), padre de la niña Rita.

Durante el matrimonio, Carmina revela sus verdaderas intenciones: es una mujer malvada y ambiciosa, que solo busca quedarse con el dinero de Genesio, ayudada por su amante Max (Marcello Novaes). Genesio finalmente muere luego de ser atropellado en la avenida Brasil de Río de Janeiro por el futbolista Jorge Tifón (Murilio Benício).

Publicidad

Para poder quedarse con la herencia, Carmina debe deshacerse de Rita, por lo que la entrega a Nilo (José De Abreu), un explotador infantil que vive en un basurero. Allí aparece Mamá Lucinda (Vera Holtz), otra habitante del tiradero, quien acoge a la niña mientras cuida a otro niño, Patata.

Los pequeños se hacen amigos, pero se separan cuando Rita es adoptada por una pareja de argentinos y Patata es llevado por Carmina (que es su madre biológica) y por su nuevo marido Tifón, al que sedujo por interés.

La trama avanza al presente. Los niños ya son adultos; Patata ahora se llama Jorgito (Cauã Reymond) y es jugador de fútbol, tal como su padrastro Tifón. En cambio, Rita (Débora Falabella) se ha convertido en chef, adoptando la identidad de Nina para vengarse de Carmina.

El dramatizado batió el récord de la telenovela de mayor éxito comercial en la historia de Brasil. Con docenas de anunciantes de alto perfil como P&G pagando hasta $ 400.000 por un anuncio de 30 segundos, la telenovela ganó alrededor de mil millones de reales a lo largo de sus siete meses. Teniendo en cuenta que su red de estaciones afiliadas realiza más de 500 acuerdos publicitarios, las ganancias totales de Avenida Brasil superaron los 2.000 millones de reales, aproximadamente mil millones de dólares.

Publicidad

Si bien es cierto que sus fieles fanáticos están saltando en un pie por el retorno de su telenovela favorita, HBO Max al parecer ha sintetizado el drama en 40 episodios de 50 minutos.