Abril es fiesta, baile, amor, nostalgia y risas. Esto afirma el espacio de microteatro Pop-Up, que esta noche reabre sus puertas con una nueva temporada, luego de más de una semana sin atención, debido a las retricciones del COE.

Ricardo Velasteguí, director de Pop-Up, asegura que se mantendrán las mismas medidas de bioseguridad que se han establecido en el lugar a raíz de la pandemia del COVID-19. “Se toma la temperatura, desinfección de manos, nadie entra sin mascarilla y cada sala de teatro tiene un plástico antifluidos que separa a los actores del público. Las salas se desinfectan después de cada función. Y se obliga el uso de mascarilla dentro del establecimiento, solo está permitido no usarla cuando se bebe o come”, sostiene el también artista.

La cartelera de esta temporada la componen Dixie ‘La indomable’, con Mario Suárez, que presenta a una vedete que brilló en los antiguos teatros guayaquileños y que regresa a despedirse de los escenarios.

Esta es mi fiesta, con Paula Lituma y Daniel Cueva, es otra de las propuestas. Presentan a dos hermanos que se disputarán la casa para armar una reunión comparando qué fiestas eran las mejores: las de ahora o las de los noventa.

Publicidad

Mambo, con Sebastián Perdomo y Samantha Grey, cuenta la historia de un joven y seductor bailarín que enseñará cómo conquistar a una mujer en cuatro sencillos pasos. Una obra interactiva en la que el público decidirá el final.

Beso, verdad o desafío, con las actuaciones de Salomé Velasco y Jean Becerra. “¿Recuerdas tu primer beso jugando a ese juego inocente de la infancia? ¿Y si ese beso, veinte años después, cambiara todo tu mundo?”, plantea su sinopsis.

La entrada para cada función tiene un costo de $ 5 por persona. Pop-Up está situado en Urdesa, en Circunvalación Sur 405 entre Ébanos y Diagonal.

El aforo permitido por el COE es del 30%, con funciones de microteatro que se presentan desde las 18:30 hasta las 21:30.

En su cuenta de Instagram recomiendan a los asistentes visitarlos desde temprano: “Para que puedan disfrutar de nuestras obras pedimos que asistan desde más temprano para que puedan llegar a casa con calma y así no dejan de asistir a nuestro teatro que tanta falta nos hacen. Salvemos al teatro juntos”.

Pop-Up ofrece además servicio a domicilio de desayunos y lunchs ejecutivos, por la mañana y tarde. “De alguna forma, para mantener el espacio, ya que con tantas restricciones es insostenible”, señala Velasteguí. (E)