“¿Cómo viviría una mujer del siglo XXI una problemática planteada en el universo de Lorca?”, esa fue la interrogante que la actriz Elizabeth Zambrano Laje se planteó antes de sumergirse en los textos del dramaturgo español, para con esas bases escribir Ora por nosotras, pieza dramática que se estrena mañana en el Estudio Paulsen.

El monólogo presenta a una mujer que a partir de la muerte de su hermana mayor hace un recorrido por las etapas y momentos más importantes de su vida. En este recorrido el personaje se replantea los porqués de los estigmas y estereotipos de género.

“Es una obra que nace a partir de una serie de cuestionamientos”, señala Zambrano, intérprete y directora de su propia obra.

“Lo que hice fue analizar de principio a fin los dramas rurales, no solamente la temática, sino la poética, las imágenes que utilizaba, la forma de contar las cosas. Me di cuenta de que estas temáticas que él trata, que son acerca de las mujeres, y de la sociedad que oprime constantemente a las mujeres, son algo que está sumamente presente al día de hoy... lastimosamente está vigente”, dice la artista.

Publicidad

Es así como Zambrano traslada todo este universo opresor, contado por Lorca, a una familia de la época actual.

Pero su proceso creativo se nutrió también de un suceso que conmocionó al mundo entero, el caso La Manada, un grupo de cinco hombres que abusaron sexualmente de una joven de 18 años en España. “Justo en esa época sale a la luz la carta de la víctima de La Manada, de España, en el que ella dice cómo ha vivido este proceso de superación desde el trauma de lo que le sucedió y eso a mí me golpeó muchísimo”, menciona Zambrano.

“Comencé a hilar cosas desde la inspiración de Lorca, desde la carta de esta chica que me movió tanto y desde mis propias experiencias”, añade.

Pues la actriz confiesa que gran parte de lo que se cuenta en la obra es parte de su historia reflejada a través de las voces de cinco personajes diferentes. “Para mí es una forma también de cuestionarme a mí misma y de cuestionar las cosas con las que yo he crecido y con las que crecemos todas en nuestro día a día. De hecho, en la obra es como una especie de recorridos de momentos de vida de una mujer que luego habla también de las voces de las mujeres que han sido importantes en la vida de ella”, expresa.

Es así como la obra incluye las voces de la madre, la vecina y hasta de Elizabeth como actriz.

“A veces desde las familias inculcamos ciertos valores a nuestras hijas sin darnos cuenta, porque nosotras hemos vivido una educación de ese tipo. Generalmente son cuestionamientos de nuestra cotidianidad, esas cosas que parecen poco importantes de nuestro día a día que van creando todo un imaginario que reproduce violencias en un futuro”, reflexiona.

En el 2019 la obra fue presentada por primera vez en el Estudio Paulsen. “Lo que motivó a retomar la obra fue este contexto de pandemia, de cómo han aumentando las cifras de violencia doméstica”, indica Zambrano sobre la obra que regresa con cambios en las secuencias coreográficos, ya que se trata de una propuesta que fusiona el texto con lo corporal.

El objetivo principal del montaje es remover conciencias, generar reflexiones, abrir diálogos pero sobre todo que salga un público haciéndose preguntas.

Ora por nosotras se estrena en el Estudio Paulsen (barrio Las Peñas) el viernes a las 20:30. Sus funciones continuarán el sábado, 2 y 3 de julio en el mismo horario. La entrada tiene un costo de $ 10. Reservas al 04-604-2597. (I)