Ramón Barranco resume estos diez años del Teatro Sánchez Aguilar (TSA) en dos palabras: emocionantes y gratificantes. Como director artístico del espacio ha sido testigo de dos nacimientos del teatro, el 16 de mayo de 2012 cuando se inauguró con la obra Estado de ira y el 15 de agosto de 2020 cuando se reaperturó con el musical Vivir es un cabaret, tras cinco meses cerrados a causa de la pandemia. Y es que este español siempre supo que poner en marcha un teatro de tal envergadura era todo un reto profesional que siempre asumieron en equipo, con amor y con el lema ”todas las semanas, algo nuevo que disfrutar”.

La camaradería, el profesionalismo y el amor por la cultura caracterizan al equipo humano del Teatro Sánchez Aguilar; conozcan al personal que hace que “el show continúe”

“Lo que hemos conseguido en estos diez años creo que ha sido un escaparate para toda la ciudadanía, no solo de Samborondón, no solo de Guayaquil, sino incluso de todo el Ecuador. Ha sido un escaparate de las artes escénicas nacionales e internacionales como no lo podíamos ni soñar cuando empezábamos a hacer el proyecto estratégico del teatro”, sostiene Barranco en entrevista con este Diario.

“Realmente han sido diez años de mucha ilusión y de muchísimo trabajo”, remarca.

Noralma Reeves interactuó con el público bajo su papel de Carmenza Candelaria. Cortesía de Paúl Torres.

Por los escenarios del teatro han pasado una cantidad de artistas nacionales e internacionales de diferentes áreas de las artes: teatro, música, cine, danza, pintura, stand up. En total han sido más de 12.000 espectáculos, más de 30 producciones propias, y más de 2.200 funciones en esta primera década. “Era una parte importante de nuestra misión como teatro el trabajar y el dar a conocer a todos los grupos, a los ya constituidos y a los emergentes. Una de las cosas con las que yo más satisfecho me siento es el poder haber removido un poco todos los cimientos”, expresa.

Publicidad

Estudio Paulsen: cinco años de resistencia, vocación, formación y teatro para todos los públicos

Ceci Juno con el cantautor Jorge Drexler en el escenario del Teatro Sánchez Aguilar.

En este tiempo el teatro levantado en el cantón de Samborondón ha tratado de abarcar todos sus rincones para seguir haciendo arte y cultura; pues además de la sala principal, está la sala Zaruma, el lobby, el café Vino Bar y la acogedora tercera sala. Incluso con la pandemia se abrieron otras posibilidades como el Teatro al Aire Libre todos los miércoles, que este mes presenta Morir de amor, con Ana Passeri y Juan Carlos Román. “Han sido cosas que nos han obligado a reinventarnos de alguna manera y que creo que hemos podido acertar, ya que el público las está siguiendo muy bien. El teatro es un espacio muy grande y hay que sacarle el mayor uso posible”, subraya Barranco.

Ana Passeri Juan Carlos Román presentan todos los miércoles de mayo el musical 'Morir de amor'. Foto: @teatrosancheza

Por eso que siguiendo esta línea de exploración de espacios no convencionales, este mes inaugurarán lo que han decidido llamar ‘Sesiones insólitas’. “Estas ‘Sesiones insólitas’ van a ser en aquellos espacios que normalmente el público no puede acceder de un teatro. No van a ser en salas, no pretendemos configurar salas nuevas, sino otra cosa muy distinta, va a ser muy especial porque va a ser para muy poquita gente”, adelanta el director artístico.

El Teatro Sánchez Aguilar celebra su primera década con 100 % de aforo y dos producciones propias para el 2022

Esta nueva propuesta estará conformada por diez conciertos íntimos (por el décimo aniversario) con artistas locales; el primero de ellos se hará este mes con la propuesta musical La Napolitana, de Héctor Napolitano (Viejo Napo). “Le vamos a contar a quien puede venir a escuchar, pero nunca sabrán en dónde se van a presentar”, menciona a modo de expectativa.

'La napolitana' es un proyecto musical de Héctor Napolitano.

Descarta por completo la idea de que el TSA sea un teatro elitista, pues junto con el equipo de trabajo están pensando en espectáculos que sean dirigidos a todos los tipos de público, y de todas las edades. “Queremos que la gente piense que el teatro no es nada elitista. Por más allá que su arquitectura a veces llame a pensar en eso, es todo lo contrario, quiere ser un sitio de puertas abiertas constantemente...”.

Publicidad

Necesitamos una política cultural

Café, vino bar del Teatro Sánchez Aguilar comenzó atender al aire libre desde la pandemia.

Barranco considera que el arte y la cultura es lo que hace vivir a un ser humano, por lo que seguir apostando por estos debe ser una prioridad del Estado. “La cultura es de derecho propio de toda la ciudadanía de un país, igual que la educación, igual que el tener un domicilio, igual que llegar a tener un trabajo, igual que el comer”, explica.

¡Leer con un cafecito caliente! Nevski, el nuevo sitio en el Puerto Santa Ana que apuesta por la cultura

“Se necesitaría una política cultural con un poquito más de miras. Este país tiene hace más de 70 años un proyecto que se llama Casas de las Culturas, que existen en cada una de las 24 provincias que tiene el Ecuador. Son sitios que con el tiempo -algunos- han quedado deteriorados. Yo he leído y hace años se hacían muchísimas cosas.... Todas y cada una de esas casas tienen un espacio escénico. Se podría hacer mucho más”, añade.

Cartelera 2022

Andrés Crespo y María Ortega durante las primeras funciones de 'Noche de los grillos'. Foto: Cortesía

El director artístico del TSA menciona para este 2022 dos producciones propias. Una de ellas es el musical Antoine, que recorrerá la vida de Antoine de Saint-Exupéry, autor del clásico El principito. Es una obra que ha sido escrita y va a ser dirigida por Ignasi Vidal que ya ha trabajado varias veces en esta ciudad y con nosotros también en concreto”, afirma Barranco.

Conozca a Karen Sosa Limones, la soprano ecuatoriana que triunfa y consolida su carrera en Rusia

La segunda producción local será una adaptación de la novela Carta de una desconocida, de Stefan Zweig. “Hemos invitado a uno de los grandes directores colombianos, Manolo Orjuela. Van a aparecer cinco actrices y por primera vez vamos a tener para una de nuestras producciones a una actriz internacional como Patricia Tamayo (Colombia)”, anuncia.

Publicidad

Mientras que dentro de las propuestas internacionales se encuentran Los Vivancos. “Es un grupo que hace una danza muy moderna desde el flamenco”, dice. También llegarán la agrupación argentina Bandalos Chinos.

Para el público infantil traerán en septiembre al grupo Cantajuego, conocidos por temas como Chuchuwá, Soy una taza, y otras reinterpretaciones.

En tanto que durante este mes se presentan otras producciones locales como Noche de los grillos, con Andrés Crespo y María Ortega; y la obra sensorial Juntos podemos, todos los domingos de mayo. (I)