Sus acciones enfurecieron a los japoneses y tuvo que disculparse.

Fidias Panayiotou, un youtuber con más de 2,4 millones de suscriptores, publicó un video titulado Viaje por Japón gratis, en el que mostró cómo esquivaba pagar billetes de tren y la factura del desayuno de su hotel cinco estrellas.

La producción tiene casi medio millón de visualizaciones.

Publicidad

Ante los hechos, algunos ciudadanos mostraron su enojo en redes sociales y piden que sea arrestado. Las autoridades ferroviarias consideran tomar acciones en su contra.

Los buenos modales son un rasgo de la cultura japonesa y las bromas que se consideran irrespetuosas no están bien vistas.

Recomendamos

Publicidad

"Nekonomics": el poder de los gatos en la economía japonesa

La emotiva historia de Hachiko, el "perro más fiel del mundo" del que este año se conmemora el centenario

Investigación BBC | Los hombres que venden videos toqueteando a chicas en el metro de Japón (y cómo los están persiguiendo)

La cámara hallada con los últimos momentos de Kenji Nagai, el periodista cuyo asesinato quedó reflejado en una foto que ganó el Pulitzer

El hombre tuvo que disculparse por la molestia que causó.

“Hola gente hermosa, pido disculpas al pueblo japonés si los hicimos sentir mal, ¡ese no era nuestro objetivo!”, dijo el martes el youtuber chipriota, después de que su vídeo se volviera viral durante el fin de semana.

Publicidad

Panayiotou se describe a sí mismo como un “profesional que comete errores” en su página de YouTube.

A él se unieron otras tres personas en el vídeo de Japón, que formaba parte de un desafío.

En un momento del clip, se esconde en el baño de un tren bala y finge estar enfermo cuando lo confronta un conductor. Luego sale corriendo para abordar otro tren donde repite el truco.

Panayiotou también le ruega a un extraño que le pague el billete de autobús, pero todavía le faltan 80 yenes (US$0.53). Luego el conductor lo encerró en el autobús y lo llevó a una comisaría, donde lo retuvieron durante cinco horas antes de ser liberado.

Publicidad

Más tarde se hace pasar por un huésped de un hotel para poder recibir un desayuno gratis. “Y saldremos del hotel sin que nos pillen y sin ningún problema”, dice a la cámara.

No está claro cuándo se filmó el vídeo ni si Panayiotou y sus compañeros todavía se encuentran en Japón.

La cultura japonesa aprecia los buenos modales. Foto: GETTY IMAGES

La furia en redes sociales

Muchos usuarios de las redes sociales exigieron que Panayiotou borrara su vídeo para demostrar que sus disculpas eran sinceras. El vídeo parecía haber sido eliminado de su canal de YouTube a partir del mediodía del martes.

“Ha surgido otro youtuber extranjero, extraño y molesto. Además de Fidias, deberían arrestar a los otros tres”, afirmó un usuario de las redes sociales.

“Estoy realmente disgustado por gente como ustedes que se aprovechan de la amabilidad y cortesía de los japoneses”, dijo otra persona.

Otro comentó: “Esto está muy mal. Esto es simplemente robar el dinero de la gente y comportarse de manera grosera con los demás”.

En agosto, el también youtuber Ismael Ramsey Khalid, más conocido como Johnny Somali, fue arrestado por presuntamente entrar ilegalmente en un sitio de construcción y gritar repetidamente “Fukushima”, en referencia a la planta de energía nuclear que se derritió en 2011 después de un tsunami.

En 2017, el influencer estadounidense Logan Paul también generó una gran controversia con un video que publicó, luego eliminado, de una aparente víctima de suicidio en un bosque japonés que obtuvo millones de visitas. (I)