Las redes sociales han estallado gracias a las publicaciones llenas de lujo y exclusividad de Ramon Abbas, el influencer nigeriano de Instagram conocido popularmente como Ray Hushpuppi, de 38 años, que asegura ser billonario y amante de las marcas y viajes.

Su popularidad ha sido tanta que ha logrado coincidir y compartir fotografías en las que aparece con los ídolos del pop Davido y WizKid, y con jugadores de fútbol de clubes ingleses como Chelsea y Man City. Sin embargo, su aparente fortuna y estilo de vida han sido tema de debate, y han generado varios rumores que lo vinculan a un estafador.

Según recoge el sitio Bloomberg, él es considerado un estafador en línea, o Yahoo boy, que se ha hecho rico y lo presume; pero Abbas descartó los rumores explicando que se trataría de celos de sus haters o personas mediocres decepcionadas por sus propias vidas.

El Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI) es de los que piensa que su fortuna no es bien habida, por lo que lo arrestó por una estafa cibernética de 431 millones de dólares, en un supuesto plan que implicaba una red de estafas a tarjetas de crédito en el exterior, así lo recoge el diario argentino Clarín. En conjunto con la Interpol allanaron su departamento de Dubái mientras dormía y confiscaron más de 37 millones de dólares en efectivo. Él y casi doce cómplices fueron detenidos en una operación internacional, cuyo nombre en código era Fox Hunt 2, después de que los detectives usaron sus redes sociales para rastrear sus ubicaciones a inicios del 2020.

Publicidad

Si bien ha pasado un año desde su detención, las investigaciones siguen. El Departamento de Justicia de EE. UU. asegura ahora que lavó unos 14 millones de dólares para piratas informáticos norcoreanos.

Su extravagante vida le ha otorgado el apodo de Billionaire Gucci Master. Además, sus cumpleaños (cada 11 de octubre) son momentos particularmente icónicos dentro de sus publicaciones, en las que aprovecha para reflexionar con sus más de dos millones de seguidores sobre el lujo. Asegura que es un asunto de 365 días al año, una forma de ser. Y es que ese es el tipo de contenido que comparte en redes: fotografías sonriendo frente a uno de sus Ferraris o Rolls-Royces, recostándose en su asiento en un jet privado o saliendo de una tienda de diseño con un pasaporte. Además, acompaña sus ostentosas fotografías con etiquetas como #Hermes, #Fendi, #LouisVuitton y la que parece ser su favorita: #Gucci.

Para ejemplificar, durante su cumpleaños número 37, en 2019, compartió en sus historias cómo vivía en un ático en el Palazzo Versace Dubai, con una piscina privada y un jacuzzi en su balcón. Además, dedicó una publicación para aquellos que no juzgan la procedencia de sus ingresos y apoyan su estilo de vida.

El texto que acompaña la fotografía de Abbas, en la que aparece con un chándal azul de diseñador, de pie frente a una escultura gigante de un adorno de capucha de Rolls-Royce, dice: “Aquellos de ustedes a los que en su mayoría nunca he conocido, hablado o cualquier otra cosa, pero que me han apoyado firmemente en todas las situaciones hasta este momento y todavía me acompañan, quiero que sepan donde sea que estén que los celebro y aprecio hoy, ¡hoy es NUESTRO DÍA!”.

Publicidad

En respuesta, varias celebridades lo felicitaron y agradecieron su amistad, como Tammy Abraham, el delantero inglés que recientemente hizo su debut con el Chelsea: publicó una foto de Hushpuppi con la leyenda “feliz cumpleaños a mi hermano mayor por ayer❤️🙏”.

En una entrevista para una radio nigeriana llamada Daddy Freeze dijo: “Mi corazón es puro. Hago mucho bien que incluso muchas redes sociales no tienen por qué conocer“, dijo. “Duermo bien por la noche. Cuando me pasa algo bueno, sé que es porque lo hice bien. No porque alguien me prometió dinero por el que no trabajé o dinero que no merezco“. (E)