Son originarias de Venezuela, sin embargo, fue Ecuador el país que las unió desde hace tres años y medio cuando decidieron crear un dúo musical. Veriuska Del Valle Tolpa, 28 años, y María Cecilia Arcay (26) conforman el dueto Virgi y Matty, que recientemente marcó tendencia en redes sociales con el estreno del videoclip de su sencillo On Top, en plataformas digitales.

La propuesta del video musical, en el que aparecen bailando, hombres con el torso descubierto en medio de magia que realizan desde sus tronos se desarrolló en la capilla del colegio San José La Salle, situación que desató la polémica y malestar en la comunidad de exalumnos de la institución por considerar a las escenas de esta producción un irrespeto a la institución y la comunidad religiosa.

En medio del apoyo de quienes las siguen y de las críticas de sus detractores, las artistas conversan con este Diario sobre su incipiente carrera y sobre el trabajo que están creando y que consideran es una propuesta artística diferente a las convencionales.

El dúo ha firmado con Greenlite Music Group, sello discográfico distribuido por Sony Music Latin y tienen previsto, sin precisar fecha, mudarse a Estados Unidos para seguir promocionando su música en otros países.

Publicidad

¿Cómo comenzó Virgi y Matty en el mundo de la música?

Virgi: Nos juntamos hace casi tres años y medio y realmente al principio éramos The Queens y realmente nos juntamos mucho antes como amigas, y porque un amigo de ella nos propuso unirnos para cantar, porque teníamos la imagen, teníamos la voz y aunque lo hacíamos en grupos de forma separada, nos dijimos por qué no intentarlo. En pandemia entramos a un colapso que no sabíamos qué hacer, conocimos a nuestro productor musical, y en ese momento que fue bien duro para todos fue un momento de inspiración para poder crear nuestros temas propios, porque no teníamos ningún tema sonando y ahora sí íbamos a tener realmente material de calidad, fue ahí cuando comenzamos a crear los temas que ustedes ya han escuchado.

Matty: Nuestro primer show lo hicimos como ‘hay qué pereza’, y una persona que nos había contratado nos dio un consejo constructivo y comenzamos a hacer más shows, coreografías, mix de reguetón, cumbia, vallenato con todo, nuestro show siempre había sido muy variado.

¿De qué ciudad de Venezuela proviene cada una?

Publicidad

Virgi: Las dos somos de la costa, yo soy del estado Anzoátegui pero me crie en Puerto Píritu y nací en el estado Aragua. Y ella (Matty) también es de la costa, es del estado Sucre.

¿Qué las motivó a radicarse en Ecuador?

Matty: Cuatro años llevamos. En los dos casos fue la primera oportunidad que tuvimos. Ecuador, a parte que es un lindo país, estaba cerca, nos abrió las puertas, a parte es un país que en el momento en el que vinimos tenía una economía maravillosa, entonces nos vinimos en bus. Nosotras en Venezuela vivíamos supercerca, pero no nos conocíamos, nosotras vinimos por separado. Yo estudiaba en el mismo estado que ella, en Anzoátegui y vivía en el estado Sucre, que es como decir Babahoyo-Guayaquil y nos conocimos acá, cantando en grupos de cumbia, por la música. Fue una conexión, comenzamos a conversar, nos caímos superbien, ella me ayudó muchísimo en la parte de los trabajos, intercambiamos números, comenzamos a cantar juntas, pero no en los mismos grupos.

Virgi: Fue una experiencia para cada una muy personal. Nos conocimos aquí. Yo vi algo en ella (Matty), que cuando la veía en medio del grupo, me decía: ‘la única que resalta es ella’. Yo también tengo aquí cuatro años y medio, también me vine por la situación del país, me vine en bus, me encantó Guayaquil, yo llegué a Quito, pero amé Guayaquil cuando llegué porque obviamente es parecido a mi ciudad natal, y me encanta la comida, nos encanta todo lo variada que es.

Publicidad

Matty: Al principio no me gustaba la comida, pero como uno se va adaptando, ahora no salgo del encebollado, de los bolones, de la cazuela y el encocado me encanta. Aquí hay mucha comida de mar y me encanta que todo sea muy fresco.

En su propuesta como dúo tiene ya dos estrenos previos, Induce y High, ¿de qué trata cada tema?

Matty: Induce es una canción muy doble sentido, es muy pícara. Y en la segunda canción (High) habla de una chica o chico que cuando sufren de una experiencia de desamor, lo primero que hacen es irse de fiesta, sacarse un clavo con otro clavo o beber, o hacer cosas locas para sacarse a la persona del corazón, pero el despecho es más fuerte.

¿Quién se encarga de la composición de sus canciones?

Publicidad

Virgi: Nuestro productor es realmente la cabeza de todas estas obras maravillosas y lo bueno de tenerlo a él, es que escuchas nuestras experiencias y las añade.

Matty: Con Joe Roble, nuestro productor, hemos creado muchas canciones que aún no han salido e incluso con un nuevo género. Él nos enseña mucho sobre la estructura musical, pero también componemos nuestras canciones.

¿Cómo surge la historia del sencillo On Top?

Virgi: Fue un día que estábamos con nuestro productor conversando, de nuestras experiencias personales, de lo que hemos vivido cuando un hombre nos quiere conquistar, que creen que todo se soluciona con dinero y queríamos hablar del empoderamiento de la mujer, y fue como un momento de charla, y nace esta letra en su cabeza, y luego comenzaron a surgir todas las ideas. Y el video queríamos que fuera algo más extravagante, que fuera apoteósico. La idea principal la da un amigo de nosotras, y nos recomendó hacer de unas psicólogas locas.

Matty: No queríamos vernos bonitas, sino vernos como psicólogas locas que se aprovechaban de hombres que tenían debilidades sentimentales en ese momento, por alguna pareja o algo, y que en la consulta eran hechizados. Por eso ven mucha ficción, y en la parte del castillo ustedes ven como poderes mágicos.

¿Por qué eligieron la capilla del colegio San José La Salle para el video?

Virgi: Necesitábamos un castillo hermoso y cuando nos dieron esta propuesta de La Salle, nos encantó la estructura de la iglesia y fue algo que nos enamoró muchísimo y estamos muy agradecidas por haberla podido usar. Lo que se vio en el video fue maravilloso, la verdad que sí hubo comentarios negativos, pero también hay comentarios maravillosos porque también es arte.

Matty: Queríamos realmente un castillo, pero como pueden ver habíamos retirado todas las cosas que eran religiosas en ese momento, pero no podíamos retirar las bancas, entonces era un lugar realmente prestado, nos habían dado la oportunidad, el colegio La Salle nos prestó esta locación apoyando al talento y la verdad le agradecemos mucho. No sabíamos que era un lugar emblemático, pero ya poco a poco lo fuimos descubriendo.

Pero fue justamente la decisión de grabar en una capilla y por el contenido que manejaron que se dio la polémica...

Matty: La polémica, de pronto, los comentarios negativos se escuchan nada más aquí, pero en otros países, porque eso ya está rodando y sigue creciendo, la gente va a decir dónde es ese lugar. Y la gente se va a preguntar dónde es ese lugar, porque se veía hermoso.

¿Hace cuánto tiempo se grabó el video y con quiénes se contactó su equipo de producción para el rodaje?

Matty: Bueno, el video se grabó como hace ocho meses y realmente con quienes se contactaron no sabemos. Nosotros le pagamos a una persona, que fue el productor del video (Samuel Prieto) y él se encargó de encontrar locaciones y él nos enseñó lo que había conseguido. Y en Ecuador no ha habido videos así, no había una referencia de esta persona, no tenía muchas propuestas, todas las productoras tenían más referencias de trabajos de marcas comerciales. Toda la producción es ecuatoriana.

Virgi: Solo teníamos tres semanas para hacer esta megaproducción y fue un video que se grabó en un día.

¿Cuando vieron que iban a grabar en una iglesia, consultaron con la producción si no había ningún conflicto de intereses?

Matty: Nosotras somos artistas, tenemos bastante experiencia no nada más aquí en Ecuador sino también en Venezuela. Lo veíamos netamente artístico. Lo menos que pensamos es que era una iglesia sino que era una locación. A parte, el productor del video estaba tan emocionado porque era la primera vez que en Ecuador se hacía un video así. Realmente no teníamos la mala intención de pensar que lo estábamos haciendo en una iglesia. Nosotras también somos creyentes de Dios, Él nos ha dado toda esta oportunidad, porque sin Él no hubiera sido posible, pero quiero que también sepan que esto también es el inicio, que vamos a hacer muchas cosas y que apoyen el talento. Queremos más bien pedirle a los ecuatorianos que nos apoyen porque no saben todo el amor que sentimos por este país.

Virgi: Y todos los que estaban ahí lo vieron así, pero las cosas pasan por algo y pedimos disculpas a todas las personas a las que herimos su susceptibilidad. En el arte no hay límites, en cuanto a crecer, muchos artistas hacen muchas cosas, pero crecen porque hacen cosas diferentes. Agradecemos a todos los que creen en este proyecto.

¿Qué otros temas tienen previsto presentar?

Virgi: Queremos sacar todos los temas que como te dije tenemos listos porque tenemos 19 temas propios, que compusimos en la pandemia. Según los cálculos, en febrero saldrá nuestro segundo video oficial y cuarto sencillo.

Matty: Este va a ser un poco más tropical y siempre tendremos muy variada nuestra propuesta. Hasta ahora hemos presentado un reguetón fusionado con trap, dance hall, entre otros. (E)