En las seis maletas que lleva de equipaje, Susy Sacoto, Miss Ecuador 2021, ha guardado casi todos los artículos que necesita para su competencia en el certamen de belleza Miss Universo. En su teléfono, en cambio, conserva cada una de las recomendaciones y consejos que le han compartido cada una de las integrante del grupo de WhatsApp ‘Miss Ecuador por siempre’, al que fue agregada y que integran las ecuatorianas que como ella han ganado la corona el título que ahora ostenta.

Antes de su viaje a Israel, país donde se desarrollará la edición 70 de la competencia el próximo 13 de diciembre, Susy conversó con este Diario sobre sus preparativos para este reto al que viaja acompañada de sus padres (también prevé ir el resto de su familia) y en el que recalca quiere proyectar naturalidad. Por ello, incluso el color de su cabellera dejó de ser rubia para transformarse en un tono más oscuro.

La manabita de 24 años habla inglés y francés, toca el piano y aspira -dice- a cumplir con el objetivo de su viaje mientras disfruta de la vivencia.

¿Cómo han sido estos meses de preparación para el Miss Universo?

Publicidad

El tiempo ha pasado volando y desde que fui coronada Miss Ecuador (la gala se dio el pasado 11 de septiembre en Quevedo) se tuvieron que pulir ciertos detalles y me he venido preparando de la mano de la organización en cuanto a oratoria, proyección de imagen profesional, pasarela, he recibido tips de preparadores nacionales y extranjeros y así hemos construido lo que va a ser mi preparación para el Miss Universo.

He vivido a plenitud día a día desde mi elección, son tantas cosas que han que asimilar, que son tantos detalles que marcan la diferencia en la preparación de una candidata en el Miss Universo, pero es un sueño hecho realidad, es una meta, un desafío que pienso esforzarme y dar todo mi compromiso para poder dejar a Ecuador en lo más alto del Miss Universo.

Estamos puliendo aún detalles en cuanto a las maletas, llevo unas cinco o seis maletas. La idea no es llevar una cantidad excesiva de atuendos. La idea es llevar solo lo necesario y un por si acaso, que nunca está de más. Hay un bolso chiquito de por si acaso.

¿Cuándo piensa viajar su familia y la comitiva prevista de la organización?

El 25 (de noviembre) me acompañan mis padres y tres personas de la organización, pero a partir del 4 (de diciembre) viajan mis tíos, mis abuelos, entonces ahí van a estar apoyándome.

¿Cuántos trajes y qué diseñadores la vestirán durante su intervención en el Miss Universo?

Publicidad

Yo siempre prioricé el talento ecuatoriano, he sido asesorada por María Delia Torres que es parte de la organización Miss Ecuador. Los outfits han sido elaborados por un diseñador quevedeño justamente que es Edison López, llevo también otros outfits de diseñadores ecuatorianos. Mi gala final y traje de preliminar, sí, vienen de Colombia, pero igual en gran parte llevo trajes confeccionados por ecuatorianos.

Igual llevo unos recuerdos que pienso entregarles a las candidatas, que son pulseras artesanales con cristales y bañadas en oro y también les pienso llevar recuerdos de tagua, explicarles de dónde viene esta semilla ancestral.

Mi traje típico es de Jefferson Vera y simboliza a la Pachamama, que es la diosa de la fertilidad, que es venerada por los Andes. Me encanta porque Miss Universo este año está bastante enfocado a cuidado medioambiental y mi traje coincide ser que es cero maltrato animal.

El traje típico que vestirá Susy Sacoto, Miss Ecuador 2021, representa a la Pachamama y es un diseño de Jefferson Vera. FOTO: Carlos Barros.

Está realizado completamente con materiales orgánicos, tiene cinco tipos de bananos disecados que son extraídos de Manabí, tiene decoraciones en madera, tiene coco disecado, también tiene nupis, que son unas semillas tratadas de tal manera que cuando chocan entre sí generan un sonido.

¿Qué se lleva de su natal Portoviejo con usted al concurso?

Además de poderles contar a todas las chicas en el Miss Universo, lo diverso que somos y la rica cultura que somos en Portoviejo y en gastronomía, me llevo en mi corazón el apoyo que me dieron desde el principio que ingresé en este mundo de los certámenes de belleza, en el 2017 en el reina de Portoviejo, todo este trayecto, con su apoyo y cariño en la caravana que me dieron de bienvenida cuando gané el Miss Ecuador, me motivaron en mi preparación.

Cada representante ecuatoriana, antes del Miss Universo, se mantiene en contacto o se ha acercado a exreinas para que le cuenten sus experiencias y brinden consejos, ¿con quiénes se ha contactado o la han aconsejado?

Resulta ser que cuando gané el Miss Ecuador fui añadida a un grupo de WhatsApp donde creo yo está la gran mayoría de exmisses Ecuador, entonces, de parte de ellas he recibido ciertos consejos en cuanto a desenvolvimiento escénico, muchas me recomiendan y es lo que yo también he podido vivir, en el transcurso como candidata al Miss Ecuador, que disfrute mucho la experiencia, que es una oportunidad que no muchas tienen y que claro está es importante vivirla al mil, disfrutarlo y estar, eso sí, enfocado en la meta. Esos son los consejos que siempre recibo de parte de ellas.

¿Quiénes están en el chat de WhatsApp de las misses?

El grupo se llama Miss Ecuador por siempre y está Constanza Báez, Anita Laniado, Cristina Hidalgo, Jacqueline Burgos, Connie Jiménez, Claudia Schiess, María Eugenia Molina.

“La idea es mantener a todos (los seguidores) informados a través de las redes sociales y contar con el apoyo de todos porque están las votaciones a través de la aplicación del Miss Universo. Tienen que descargar la aplicación, buscar las delegadas o candidatas, buscar el nombre de Ecuador y votar. El primer voto siempre es gratuito, a partir de eso creo que hay que pagar una tarifa”, Susy Sacoto.

¿Ya conoce quién será su compañera de habitación en el concurso y la agenda del certamen?

No, todavía no nos han asignado rommie, yo me imagino que en el momento de registrarnos, que es la primera actividad que vamos a tener allá en Israel nos asignarán nuestras rommies. Tengo entendido que los primeros dos días serán de prueba de vestuario, porque Miss Universo nos pide nuestras medidas unas semanas antes para ir confeccionando los trajes que vamos a lucir en el opening y en ciertas producciones, entonces vamos a tener prueba de vestuario y ensayos.

Los primeros días vamos a estar en Jerusalén y a partir del 4 de diciembre nos movemos a Tel Aviv.

En medio de la pandemia que atraviesa el mundo, ¿por qué es importante desarrollar, participar u organizar un concurso de belleza?

Muchas personas, en efecto, miran a los certámenes de belleza como algo netamente superficial, pero lo que me encanta de las organizaciones en general es que primero son plataformas de trabajo para quienes integran la directiva y el staff de la organización, y más allá de ser una plataforma que genere ingresos, es que la Miss Ecuador es una agente de cambio, por tanto aporta en la sociedad a través de su proyecto social. Entonces es mucho más que ser una cara bonita o un cuerpo tonificado, es una ayuda social, entonces, muy a pesar de que estamos pasando por un momento difícil como lo es el COVID-19, hay misses que han aportado con kits y distintas ayudas y eso es lo que debe pesar al momento de analizar un certamen de belleza.

¿Prepararse para la competencia internacional no podría desviar su atención de los proyectos sociales?

Yo cuento con el apoyo de mi familia, y a pesar de que he estado enfocada por estas semanas a mi preparación para el Miss Universo, me han ido contactando por mi proyecto social que es una campaña de prevención de la ceguera por el glaucoma, para separar ciertas citas, los he ido derivando a una de las sedes en Guayaquil para que puedan tener su consulta y ser diagnosticados. Adicionalmente he estado haciendo otras labores sociales, hemos visitado a un orfanato esta semana donde di donaciones de dulces, visité a las niñas, compartí un momento con ellas. Sí es posible, siempre he dicho que querer es poder, y sí es importante prepararse sin descuidar la parte social como Miss.

Si bien no se puede prometer la corona del Miss Universo, ¿cuáles son sus expectativas?

Mis expectativas son poder disfrutar de la compañía de mis compañeras, poder transmitirles a todos lo importante y lo lindo de nuestro país, a nivel cultural e histórico, poder generar un impacto para bien y que digan que Ecuador lo tiene todo para poder visitar y por qué no quedarse a vivir. Para mí sería un honor el poder clasificar y voy preparada y mentalizada a eso, pero no quiero dejar de disfrutar esta experiencia.

¿Qué ha significado para usted verse expuesta como figura pública y recibir comentarios negativos en redes sociales?

Justamente en las entrevistas que he tenido en Miss Universo, que me preguntaron esto, es que sí impacta cada que dicen algo (comentarios negativos), porque no es que yo soy una máquina, no soy un robot, sí impacta el tema de las críticas más que nada porque nunca esperas que una mujer ataque a otra, cuando todas buscamos lo mismo que es transmitir el amor y lo poderosas que podemos ser, y jamás te imaginas recibir críticas de otra mujer. Pero lo que yo supe hacer es manejarlo de la forma más madura que lo pude afrontar, así absorbo las críticas positivas y descartar las negativas. Así me demuestro lo capaz que soy, así la gente puede verlo y sin quererlo, la gente lo comenzó a notar y son más los comentarios de las personas apoyándome.

Los concursos de belleza buscan a mujeres empoderadas y con historias de superación en sus participantes, ¿qué motiva a una abogada y estudiante de medicina, como en su caso, a inscribirse en uno de ellos?

Realmente es que lo vine planificando desde hace años atrás, esto no fue una decisión espontánea de quiero ser Miss Ecuador de la noche a la mañana. Esto ha sido una meta que me propuse desde que era muy joven y he venido poco a poco construyendo de la mano y del apoyo de mi familia, que son los que han estado para mí todo este tiempo. Entonces sí, en efecto soy abogada, pienso que es superimportante porque después de todo las leyes regulan la conducta social, pero me apasionó siempre la medicina porque mi papá es oftalmólogo y quise primero construir el primer año de medicina, que muchos compañeros concuerdan conmigo, que el proceso más difícil son los primeros años y luego de eso tenía previsto cumplir con mi primer año de medicina para que así entrar al Miss Ecuador. No lo he dejado a un lado, he pausado mis estudios de medicina y quiero continuar con esa pasión y por eso mi proyecto social va vinculado con esa carrera.

Mi proyecto es netamente enfocado en la salud social, con el apoyo de la organización y con la clínica de ojos que es el negocio familiar, que tiene cuatro sedes, dos en Guayaquil, una en Portoviejo y otra en Santo Domingo. Y el proyecto social es Ventana a la vida que es una campaña de prevención de ceguera precoz provocada por el glaucoma.

¿Ya hay beneficiarios de la campaña o aún está en proyecto?

Claro que sí, de hecho como Quevedo fue la ciudad que me vio coronar como Miss Ecuador, yo pedí a mi familia que plantemos la primera brigada oftalmológica en esa ciudad. Realmente es muy emocionante saber que cuando yo fui candidata y nos piden a cada una su proyecto social, la meta anual que mencioné era de 400 pacientes y tengo la satisfacción de que solo en una brigada asumimos 130 pacientes y estas brigadas se van a dar a lo largo de todo mi reinado como Miss Ecuador. Y me emociona mucho que si con una sola brigada alcanzamos ese número de pacientes significa que voy a superar incluso la meta que me planteé en cuanto a beneficiarios del proyecto.

¿Este es el único proyecto de su reinado o hay más planes sociales?

No, este es uno de los proyectos, claro está que ya hay fundaciones vinculadas con la organización y yo siempre tengo la buena voluntad de ayudar, yo creo que los tiempos de Dios son perfectos y si estoy en este momento, viviendo este preciso instante de mi vida, es con el único objetivo de servir. Más allá de representar a la belleza ecuatoriana, me mueve mucho el servir y esta plataforma me permite hacerlo, para crear un impacto positivo. (I)