La banda quiteña de rock Tripulación de Osos (@tripulaciondeosos) publicó el pasado viernes un nuevo EP titulado Un futuro mejor, que llegó con un previo aviso para sus seguidores en el que comunicaban un adiós indefinido luego de más de seis años de actividad, durante los cuales publicaron los álbumes Robormiga (2015) y Reales Tamarindos (2018), los que les ayudaron a conseguir una sólida base de oyentes locales e internacionales.

Disponible en todas las plataformas de distribución digital, con seis temas y dieciocho minutos de duración aproximada, este trabajo empieza con Kilimanjaro, que fuera el primer sencillo del EP en 2020, teniendo a Juan Andrés Bustamante (guitarra, voz) como vocalista principal, para luego dar paso a Mauro Samaniego (guitarra, voz) en Fin de mes, Luana, Tren de vidas pasadas y Ariel, concluyendo nuevamente con Bustamante en Nada que hacer. Luis Cisneros (bajo) y Sebastián Jaramillo (batería) son los encargados de la sincronía rítmica que juega parte fundamental en Un futuro mejor.

También goza de melodías envolventes y una composición lírica que tomó un concepto vivencial, hablando de personajes y sus vidas cotidianas que pueden rozar lo dramático y melancólico, resaltando por momentos la alegría de vivir; esto no significa que son canciones métricamente pasivas o lentas, más bien permanecen en ese aura rock, punk-rock que caracterizó a Tripulación de Osos durante su trayectoria.

El sonido de La Tri (como cariñosamente la conocen sus fanes) evolucionó en esta producción, que fuera realizada por la misma banda junto con Ernesto Karolys, mientras que la mezcla estuvo a cargo de Yuuki Matthews, miembro de la popular agrupación estadounidense The Shins, y el mastering corrió por cuenta de Elysian Masters. Bajo esta premisa, considero este su trabajo más elaborado y de mayor calidad, opinión que fácilmente puede ser respaldada al escucharlo completo por primera vez, notando la implementación de nuevos elementos como beats y sintetizadores.

A veces es bueno cerrar ciclos, y pese a que las despedidas suelen ser amargas, La Tri deja un excelente recuerdo con este EP; y, por supuesto, las ganas de un cercano futuro mejor.