Aunque caiga la tormenta, nunca pierde la fuerza, afirma Álvaro Soler en su nueva canción junto con su compatriota David Bisbal. Los españoles presentan A contracorriente, un sencillo que combina el pop con un toque de flamenco y una energía explosiva que proviene de los propios intérpretes.

En entrevista con este Diario, Soler cuenta que esta canción habla mucho de él como ese muchacho que siempre ha ido detrás de sus sueños. “La canción A contracorriente representa los momentos más duros a nivel personal o profesional. Cuando empezamos con la música la verdad que siempre hemos tenido muchos momentos donde uno va a contracorriente (...) y la verdad que esas piedras que vienen en el camino, muchas veces yo soy fan de no apartarlas sino de llevarlas contigo para usarlas y luego construir algo mucho mejor. Es como aprender de todo eso”, afirma.

“David y yo estamos encantados de poder mandar este mensaje a todos de no desistir, de no tirar la toalla y seguir adelante hasta encontrar ese objetivo, hasta encontrar la meta”, añade el artista originario de Barcelona.

Comenta que hace mucho deseaba trabajar con Bisbal. “Con David hace tiempo queríamos colaborar, de hecho, nos conocemos de hace tres o cuatro años, y me acuerdo que nunca nos pillábamos, él tenía mucho curro por allí y yo trabajando por allá...”, reseña Soler, quien aprovechó un momento en el que su colega también estaba en estudio para presentarle la primer versión de A contracorriente, lo que pasó después fue magia, asegura Soler.

Publicidad

“La mejor manera de colaborar es que sea tan orgánico (...), muy contento de hacer una canción con alguien de la talla de David”, dice.

Es por esta razón que ve con mucho orgullo esta nueva entrega musical. “Es algo muy bonito cuando ves a alguien que admiras y que esa persona es una gran persona. David es una persona que curra un montón, le encanta lo que hace, comparte los mismos objetivos que tengo yo, así que es muy fácil trabajar con alguien así (...), y lo hemos pasado perfecto...”, expresa.

El joven de 31 años se considera una persona muy positiva, que por lo general estudia varias posibilidades. “Cuando veía que algo no salía, como que intentaba ver qué alternativas había, cómo se puede hacer para continuar. Yo creo que la paciencia es algo importante, muchas veces ser paciente ayuda a no tirar la toalla (...), a veces es mejor esperar unos días y ver qué tal se siente, y si se sigue sintiendo mal, pues hay que tirar la toalla; también es verdad que no hay que agarrarse a algo. Muchas veces nos centramos en las cosas que tenemos delante y perdemos la visión lejana...”, detalla.

Para más de uno sus canciones han sido una inyección de buenos ánimos, alegría, sabor y hasta romance; canciones como El mismo sol, La cintura, Sofía o Volar lo reafirman. “Creo que al final la música, al igual que muchos médicos, tiene una fuerza que no se puede describir (...), los que hacemos música nos sentimos muy afortunados de poder ser una especie de medio que puede alcanzar a más gente y que cada uno pueda usarlo como una especie de medicina”, dice.

Publicidad

“Me hace muy feliz poder dar una sonrisa a alguien con lo que más me hace ilusión (la música), es increíble”, agrega.

Soler está de acuerdo con que la salud mental y emocional va de la mano con la física. “Yo creo que la salud mental siempre ha sido muy importante, solo que por fin le estamos dando la atención que merece”, sostiene.

“En salud mental he apoyado muchas iniciativas, donde lo mejor al final es no tener miedo a pedir ayuda. Creo que mucha gente no se atreve a decir que quizás tenga pensamientos que no le ayudan a seguir adelante, que entran a una depresión (...), lo importante es salir adelante, pedir ayuda es más valiente que no hacerlo. Yo tengo un psicólogo al que voy y es algo fantástico poder hablar con alguien de afuera”, resalta.

A contracorriente llega con un videoclip que fue lanzado este viernes. Las filmaciones fueron en Toledo, al sur de España. El audiovisual presenta a un par de amigos que luego de una travesía, marcada por momentos de descanso y pequeños detalles, se encuentran en una fiesta. “El mensaje es que muchos solo intentamos llegar al final, y hasta que no llegamos al final de nuestro objetivo no nos damos la oportunidad de disfrutar ni de darnos un poco de premio...”, explica.

“La magia está en las cosas pequeñas, en lo que nos rodea, y es muy pequeño (...), muchas veces lo sobrevolamos, ni lo vemos, porque vamos con tanta prisa en nuestras vidas...”, concluye. (E)