Virginia Limongi, la presentadora de En contacto (Ecuavisa), fue invitada como panelista al programa Desiguales, de Univisión, en Miami.

Virginia Limongi: la modelo que arriesgó su salud para lograr sus sueños, así se tituló la porción del talk show moderado por Adamari López, Amara la Negra, Karina Banda, Nancy Álvarez y Migbelis Castellanos, cinco mujeres de diferentes generaciones.

La Miss Ecuador 2018 abrió su corazón para hablar de momentos de su vida y carrera profesional, y confesó que estuvo “a un paso de caer” en la anorexia.

Publicidad

Ella comenzó relatando que a los 19 años tenía un representante que le solicitó perder cierta cantidad de peso.

Virginia Limongi fue invitada a un programa de Univisión, donde reveló que casi sufre de anorexia: ‘Estoy tan feliz que no me cabe en el pecho’

“Yo dije: ‘Bueno, unos kilos de más no me va a matar perder”. Así que comencé una dieta dada por él, que no era ni nutricionista. Comienzo a hacer esta dieta y me di cuenta de que mi cuerpo estaba más cansado, me daba mucha hambre y decidía dormir para no pensar en la comida”, empezó revelando.

“Comenzaba a contar las calorías y a tener el conteo bien, porque él me presionaba con el sueño de ser modelo en París, Milán... A esa edad uno dice: ‘¡Wao!, sí es alcanzable, lo haré’. Al principio no les hice caso a mis padres”, continuó comentando.

Publicidad

“Después de un tiempo, él me pidió que en una semana bajara 10 kilos, y yo dije: ‘Se me hace imposible’. Me estaba muriendo de hambre; literal, era agua y alguna que otra fruta. Yo pesaba alrededor de 70 kilos y mido 1,75 m. El quería que llegara a los 60 kilos sí o sí”, expresó ante las conductoras del espacio.

“Ahí fue cuando mis padres me sientan y me dicen: ‘Virginia, ¿qué está pasando? No eres la misma chica de antes y te estamos viendo demacrada e infeliz’. Yo no tenía anorexia en ese momento, pero estaba a un paso de caer porque la percepción de mi cuerpo era ‘Estoy gorda’. Gracias a Dios, mi familia fue ese espejo para levantarme y darme cuenta de que no estaba bien”, manifestó.

Publicidad

“La educación es la única forma en la que la sociedad puede avanzar. Si algo se trata como un tabú o algo que no es importante, entonces obviamente va a pasar a un tercer plano”, declaró refiriéndose a la anorexia.

La comunicadora manabita de 30 años finalizó agradeciendo al canal por la invitación y la oportunidad de poder contar su historia. (E)