Rafael Nadal y Mery Perelló viven una historia de amor como sacada del cine. La pareja celebró en octubre su segundo aniversario de bodas y ya llevaban 14 años juntos desde que se conocieron en el colegio y con la hermana del tenista, como cúpido.

Desde que en las redes sociales se viralizó cuando Perelló recibió a Rafa en Mallorca, luego de ganar el Abierto de Australia 2022, todos los cibernautas siguen esta historia de amor y quieren conocer cada vez más sobre la mujer que le robó el corazón a uno de los mejores tenistas de la historia.

Este es el millonario “salario” que Cristiano Ronaldo le entrega cada mes a Georgina Rodríguez para sus gastos y cuidado de sus cuatro hijos

Mery Perelló, la mujer que enamoró a Rafael Nadal

María Francisca Perelló Pascual, conocida como Mery, nació el 7 de julio de 1989, tres años menor que Rafael Nadal, quien nació el 3 de junio de 1986. Mery estudió en el colegio Pureza de María de Manacor, la misma escuela a la que asistía Maribel, la hermana del deportista.

Gracias a esa amistad, la pareja se conoció de lo más natural y comenzaron a salir en el 2005, mientras Nadal comenzaba a brillar en el tenis. Según reseñó Hola, Mery siempre estuvo ahí apoyando a su ahora esposo, pero manteniendo un perfil bajo.

Publicidad

Es muy poco lo que se sabe de ella. La primera aparición pública de ambos como novios fue en la entrega de premios deportivos Siurells de Última Hora. Ese mismo año, Nadal ganó su primer Roland Garros en París, en donde también estuvo su mujer celebrando su victoria.

Mery era conocida como Xisca -diminutivo de Francisca-. Es licenciada en Dirección y Administración de Empresas y Economía, luego de estudiar en la Universidad de las Illes Balears, donde fue muy discreta y no se jactó por ser la novia del exitoso tenista.

Luego de 14 años de relación se casaron en Roma

El jugador de 35 años, le hizo la gran pregunta a Perelló en el 2018 durante un viaje a Roma, un momento descrito como “romántico” por ambos, pero sin revelar ningún detalle.

En octubre de 2019 caminaron al altar y celebraron una boda de ensueño en la Fortaleza de Albercutx de Pollença, en Mallorca. La lista de invitados fue conformada por 250 personas y la discreción y el hermetismo para evitar que se filtraran fotos del día especial fue el principal objetivo.

Publicidad

Están en busca de ampliar la familia

Los esposos, que actualmente viven en Porto Cristo, Manacor, ciudad natal del tenista, estarían pensando en ampliar la familia y aunque siempre los rodean rumores de embarazo, ellos nunca confirman ni niegan nada. Desde la boda son más discretos y pocas veces se les ve en público.

“Es algo que probablemente pase en el futuro porque los dos lo queremos. Nosotros tenemos clara nuestra hoja de ruta y, cuando venga, vendrá”, ha asegurado Nadal en varias entrevistas. (E)