En los certámenes de belleza, hay mucho brillo y glamur en las pasarelas. Pero debajo de los escenarios hay más de un drama que no siempre salen a la luz.

No obstante, por estos momentos se ha divulgado un supuesto malentendido entre la actual Miss Ecuador 2023 Delary Stoffers y el diseñador y estilista Alex Franco.

En una entrevista en días pasados, el reportero Dieter Hoffman, de Los hackers de la farándula (Ecuavisa), abordó a Stoffers con este tema.

Publicidad

La reina de belleza puntualizó que no existe enemistad entre ellos. “Preferí guardar distancia, tuvimos un inconveniente, no me gustó su trato, decidí cortar con él”, explicó la modelo. Todo surgió, a decir de ella, cuando ella le pidió ayuda con un vestido para el reinado. “Las cosas no se dieron como esperaba, y por eso cortamos la relación”.

Delary también compartió que entre ellos hubo “una relación especial, quise ayudarlo, nunca le cobré por ser modelo, quería que él se impulse como diseñador. Ahora tenemos caminos diferentes”. La joven remató el tema diciendo que “no lo necesito, nunca lo necesité en realidad cuando me coroné como Miss Ecuador”.

Por su parte Franco, invitado al espacio de farándula, se mostró muy molesto al referirse al tema, aprovechó la invitación para aclarar lo ocurrido. Según el diseñador y estilista, el conflicto entre ambos viene de meses atrás, pero decidió guardar silencio, por respeto.

Publicidad

“Delary en la parte laboral estuvo conmigo en mi firma Alex Franco... ella dice que no se le pag, tal vez el tema monetario no fue tangible, pero sí hubo en ciertas producciones canjes, yo le daba algunas prendas”, empezó ilustrando el creativo. “La traté tan bien, salíamos a comer a restaurantes maravillosos a tomar buen champagne, buen vino, eso salía de mí... Cuando trabajaba hasta tarde, le decía a mi chofer que vaya a dejarla. Sí hubo un intercambio que le contente”.

El problema, coincide Franco, surgió tras los bastidores del Miss Ecuador. De acuerdo con el diseñador, Delary Stoffers le pidió colaboración para que la vista para la competencia. “El vestido que usó en la presentación de la corona costó $3000, fue regalado”, señaló.

Publicidad

Alex Franco aclaró que el vestido de la discordia fue un segundo diseño que le pidió Stoffers. “Hicimos el diseño, pero me hice a un lado”. Según Franco, él dejó este diseño a cargo de un colaborador de él de confianza, porque hubo inconvenientes de tiempo y salud. Pero entre Delary Stoffers y este colaborador supuestamente hubo una serie de malentendidos, que Alex Franco tuvo que mediar.

“Yo le dije ‘Delary, faltó tela que puse de mi bolsillo, y puse cristales que también salieron de mi bolsillo’, nunca me dijiste gracias”.

Finalmente, Alex Franco cuestionó que Delary haya dicho que nunca necesitó de él, cuando presuntamente ellos tuvieron varias reuniones en su casa, de tiempo indefinido hasta altas horas de la noche, “escogiendo ropa mía para que se vaya a la gira de la belleza”. Incluso, añadió, como Stoffers no tenía patrocinadores, supuestamente, él llamó a un “empresario importante del país”, para que le ayude con los valores necesarios a cambio de trabajo a futuro. Franco criticó muy enfadado más bien la falta de gratitud de la soberana ecuatoriana. (E)