La reina Margarita II de Dinamarca abdicará el 14 de enero y con ello dará paso para que su hijo Federico asuma el trono. El siguiente en la línea de sucesión será Christian de Dinamarca, el hijo mayor de 18 años que será su heredero.

Hasta ahora el joven que alcanzó la mayoría de edad el 15 de octubre, apenas 16 días antes que la princesa Leonor, ocupaba el segundo lugar detrás de su padre. Ahora, las miradas se posan sobre él y cómo será su vida cuando Federico de Dinamarca asuma como rey y desde entonces se haga llamar Federico X.

¿Qué pasará con Christian de Dinamarca?

Christian de Dinamarca es el único heredero varón en la generación de Leonor, como recuerda El Español. Entonces el primogénito de Federico y Mary Donaldson pasará al primer lugar en la línea de sucesión, mientras su padre “asumirá todas las funciones que, según la Constitución, corresponden al Jefe de Estado”, indica el citado medio.

Publicidad

Esto significa que el joven asumirá el trono en caso de que su padre no pueda reinar “por las circunstancias que sea”, aclara el medio Lecturas. Por lo tanto, deberá enfocarse aún más en su preparación para ser el futuro rey de Dinamarca a la vez que continúa con su preparación académica.

A diferencia de Christian, la princesa Leonor lleva ya algún tiempo preparándose como heredera a la corona española, aunque apenas era una niña de ocho años cuando su padre Felipe asumió como rey el 19 de junio del 2014.

En aquel entonces la responsabilidad recaía sobre doña Letizia en caso de que Felipe no pudiera continuar con su reinado y Leonor tendría que esperar a cumplir la mayoría de edad para reinar por si sola, recuerda Lecturas.

Publicidad

Tampoco tuvo que asumir responsabilidades ya que solo era una niña, algo que ha ido cambiando con el transcurrir de los años, mientras aumentan sus apariciones públicas en actos al igual que su compromiso con la corona.

Otro dato que marca una diferencia entre Leonor y Christian es el hecho de que la primera no tuvo que lidiar con ningún escándalo en medio de la transición. Caso contrario al heredero de Dinamarca debido a la polémica que protagonizó su padre Federico por unas comentadas fotografías junto a Genoveva Casanova en Madrid.

Publicidad

En cualquiera de los dos casos, ambos herederos son vistos por la prensa y el público como la imagen fresca de las monarquías que representan y el futuro reinado de sus respectivas naciones. (E)

Te recomendamos estas noticias