Cada cierto tiempo aparecen en escena nuevos artistas que reinventan lo que su generación está escuchando y les hacen un regalo que marcará esa etapa de sus vidas.

Para alguien que creció de la mano del pop chicloso de intérpretes rubias, delgadas y de apariencia perfecta o de grupos de chicos adolescentes con coreografías sincronizadas, estos últimos años han sido un deleite, pues ese género tan querido (y minimizado en varias ocasiones) ha logrado ser reconocido en lo más alto de la industria musical gracias a intérpretes que se alejan del molde y la fórmula mágica de las canciones pop de inicios del milenio para abrirse camino con sus propias creaciones.

Entre las ya inmortalizadas con varios Grammy están Dua Lipa y su histórico disco Future Nostalgia y Billie Eilish, quien rompió por completo los métodos tradicionales de la industria al grabar su álbum debut When We All Fall Asleep, Where Do We Go? en el cuarto de su casa en Los Ángeles, California (Estados Unidos), junto con su hermano, el también músico y productor Finneas.

Hoy, aunque con una apariencia más tradicional que aquella con el cabello verde con la que se dio a conocer al mundo entero, ni su expresión facial al posar para las fotos ni su estilo disruptivo han cambiado, pues en su nuevo disco Happier Than Ever continúa haciendo las cosas a su manera, lo que incluye juntarse con el reconocido director venezolano Gustavo Dudamel para una presentación especial en la que su voz estará acompañada por la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles y el Coro de Niños de Los Ángeles.

Publicidad

El espectáculo que podrá verse el próximo viernes 3 de septiembre en Disney Plus ha sido calificado por Eilish como una carta de amor para Los Ángeles, ciudad que considera influyó en su arte. “Disney es increíblemente icónico, por lo que colaborar en algo como esto es un gran honor”, dijo en un comunicado. “Poder presentar mi álbum de esta manera y dedicarlo a la ciudad que amo y en la que crecí es muy emocionante para mí. Espero que les encante”.

Gustavo Dudamel recibió su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood en 2019.

El concierto fue grabado en el famoso escenario Hollywood Bowl de Los Ángeles bajo la dirección de los cineastas Robert Rodríguez (Alita: Battle Angel) y el también animador y guionista Patrick Osborne.

¿Será un momento tan icónico como el dúo de Freddie Mercury y Monstserrat Caballé y su interpretación de Barcelona? Quizás sea uno de los regalos musicales que esta generación del 2021 necesita.

Extravagancia musical

Pero no piense que Billie será la única que llamará la atención sobre el escenario pues su acompañante, el director venezolano Gustavo Dudamel, ha dado también tanto de qué hablar que hasta inspiró la serie de televisión Mozart in the Jungle (protagonizada por Gael García Bernal) y es considerado hoy una superestrella de la música clásica mientras mantiene una imagen de celebridad pop.

Publicidad

Codiciado por las mejores orquestas del mundo, Dudamel recibió este año una oferta para dirigir la Ópera de París por los próximos seis años, aunque sin desvincularse de la Filarmónica de Los Ángeles con la que mantiene un contrato hasta el 2025-2026.

Billie además fue la invitada especial de Dudamel en el concierto de reapertura del Hollywood Bowl, en mayo de este año, tras el cese de presentaciones durante catorce meses debido a la pandemia.

“Bienvenidos de nuevo” fueron las primeras palabras de Dudamel cuando subió al escenario junto con un grupo más pequeño de músicos sentados a distancia y usando sus mascarillas. “Para nosotros, es como una resurrección”, le dijo a su audiencia de esa noche. Agradeciendo una y otra vez a los trabajadores de la salud, agregó: “La salud lo es todo”.

Nueva estética

Aunque sus fanáticos esperan escuchar los éxitos ya conocidos de Eilish (Bad guy, All the good girls go to hell), quizás hasta en nuevas versiones, el concierto es parte de la promoción de su último disco, Happier Than Ever, que aunque mantiene su estilo vocal (descrito por su hermano como una cálida mezcla entre un susurro y un murmullo), sí guarda diferencias con su predecesor.

Publicidad

Parte de esa evolución y nuevo riesgo musical fue incluir un tema inspirado en el género bossa nova. También como un agradecimiento a sus seguidores de Brasil, país que afirma guarda un lugar especial en su corazón.

“Sentí que hice lo mejor que pude haber hecho con un segundo álbum: no me quedé haciendo exactamente lo mismo, pero tampoco me cambié a otra cosa, crecí. Pensé que eso era realmente bueno”, dijo en una entrevista para NPR.

Además, aprovechó la oportunidad para despejar dudas sobre su apariencia y las razones de su reciente cambio que le trajo millones de ‘Me gusta’ en Instagram cuando subió su nuevo look.

“Con la estética y las épocas de un músico o un artista, todo es solo para la vista. Realmente no es real”, subrayó. “En términos de promoción del álbum, y las sesiones de fotos, todo tiene un cierto estilo, pero no te cambia. Es solo una elección para algo que querías lograr visualmente. Hice lo mismo para mi primer álbum: elegí tener un aspecto, una estética y un estilo para ese álbum, quería que fuera un poco espeluznante, más como de horror y oscuridad y en el tema de los monstruos debajo de tu cama. Pero para este, quería el tema del viejo Hollywood, hermoso y siempre elegante”, dijo sobre su nueva melena rubia platinada.

Otro gran éxito de Billie en 2021 fue la canción Lo vas a olvidar, la cual grabó junto con Rosalía para la serie Euphoria de HBO. Además, pronto debutará con la canción No Time to Die, tema central de la próxima película de James Bond del mismo nombre.