El actor de 46 años Joe Manganiello ha solicitado oficialmente el divorcio de la estrella de Modern Family, Sofía Vergara, después de siete años de matrimonio, tras citar “diferencias irreconciliables” en los documentos judiciales obtenidos por varios medios estadounidenses.

De acuerdo a lo reportado por Page Six y TMZ una de las diferencias era que Joe quería un bebé con la actriz, pero que no estaban en la misma página.

Sofía, de 51 años de edad, es madre de Manolo González, su único hijo de 31 años de edad, a quien comparte con su exesposo, Joe González.

Publicidad

Una fuente cercana a la estrella de “True Blood”, le dijo a Page Six que Joe siempre quiso ser padre y que esos sentimientos se han intensificado en los últimos años. Aunque por el momento no está claro cuál es la posición de Vergara sobre el tema, pero cuando los dos se casaron en noviembre de 2015, se entendía que ella pudo haber estado abierta al respecto en ese momento.

La custodia de Bubbles

Tras la oficialización de la ruptura entre Manganiello y Vergara, se desconoce el futuro de Bubbles, la mascota que ambos han compartido desde su boda.

La pareja ha discutido sobre el perro en las redes sociales, a menudo bromeando sobre que al perro le gusta más Joe. De acuerdo con la ley de California, un juez puede opinar sobre quién debe tener mascotas.

Publicidad

Los actores Sofía Vergara y Joe Manganiello se dieron el sí quiero en 2015 en una ceremonia en Palm Beach, Florida, según una publicación en la página oficial de Facebook de la estrella colombiana.

En enero de 2019, una nueva ley de California cambió la forma en que se maneja la custodia de mascotas en los casos de divorcio. Esta nueva ley otorga a los jueces la potestad de considerar el cuidado y el mejor interés de la mascota al momento de tomar decisiones en materia de separación o divorcio.

En 2021, Sofía dijo que su sueño de adoptar un perro salió terriblemente mal una vez que llevó a Bubbles a casa y de inmediato la perrita prefirió a Manganiello. La actriz bromeó diciendo que la chihuahua “robó todo lo que era suyo”, después de mudarse a la vivienda de Los Ángeles que compartía con Joe. Sofía habló sobre su mascota, a quien calificó de ‘idiota’, durante una aparición en Ellen Show, cuando reveló que el perro se ha apoderado de su cama y de su esposo.

Publicidad

La colombiana bromeó diciendo que la chihuahua dormía en la cama con Joe; “ellos duermen juntos y luego yo duermo del otro lado. Se ha convertido en algo tan extraño. Pero tengo que decir que no es culpa de Joe, es ella, está obsesionada con él”. Así es que lo más probable es que Joe se quede con la mascota rescatada de 10 años de edad.

Tras el anuncio de su divorcio, Joe y Sofía expresaron: “Como dos personas que se aman y se preocupan mucho, pedimos cortésmente que se respete nuestra privacidad en este momento mientras navegamos por esta nueva fase de nuestras vidas”.

‘Dos hijas’ con Nick Loeb

El tema relacionado con hijos futuros ha perseguido a Sofía con sus parejas en estos años. Antes de su matrimonio con Joe, ella se vio arrastrada a una larga batalla judicial por la custodia de dos embriones congelados de sus tratamientos de FIV de 2013 con su entonces prometido Nick Loeb, quien quería ver nacer a esos bebés.

Vergara mantuvo una relación con Loeb desde 2010; se comprometieron dos años después. Ya en 2013 decidieron congelar sus embriones. ‘Tendré que usar una madre sustituta porque tuve cáncer de tiroides y mucha radiación. No quiero esperar para siempre, pero todavía no, porque estoy trabajando como un animal’, explicó Sofía a CBS News en ese momento.

Publicidad

Pero, las dificultades comenzaron pronto y en 2014 Nick y Sofía terminaron su compromiso. Allí, el empresario demandó a la colombiana por la custodia de los embriones, con la supuesta intención de implantarlos en el útero de otra mujer para poder cumplir su deseo de convertirse en padre.

En 2021, un juez de la Corte Superior del condado de Los Ángeles otorgó una orden judicial permanente que indica que el empresario no puede usar los embriones sin el consentimiento de la colombiana. La actriz y empresaria ha afirmado que quiere destruirlos porque un niño no podría nacer si sus padres no están en una relación amorosa.

La actriz Sofía Vergara, en una fotografía de abril del 2012, cuando eran novios con Nick Loeb.

De su lado, Nick Loeb dice que con la tecnología actual conoce el sexo de los embriones, a los que -aseguró- ambos decidieron llamar Isabella y Emma. Por el momento, como parte de este trámite, se mantiene el trato que estipula que ninguno de los dos podrá hacer uso de los embriones sin el consentimiento escrito del otro. Sin embargo, Loeb, quien ahora está casado y es padre, cree que Sofía “cambiará de opinión” y le permitirá usar sus embriones congelados a raíz de su separación de Joe Manganiello, y quiere “reconciliar una amistad con ella” después de su desagradable batalla legal. (E)