La visita oficial del Príncipe Guillermo y Catalina a Kingston, Jamaica, desató manifestaciones para exigir a la monarquía británica disculparse por su papel en el comercio de esclavos en esta antigua colonia.

En el encuentro oficial de este miércoles, que más bien fue un momento tenso, el primer ministro de Jamaica, Andrew Holness, advirtió a Guillermo y Catalina que su nación está “avanzando” y tiene la intención de deshacerse de la monarquía, tal como lo hizo recientemente Barbados.

Holness luego le dijo a la pareja real que, si bien los jamaicanos estaban “muy, muy felices” de darles la bienvenida, “hay problemas aquí que, como saben, están sin resolver”.

Agregó que su nación está “avanzando” y tiene “verdaderas ambiciones” de convertirse en un “país independiente, desarrollado y próspero”. Sus comentarios siguieron a su declaración del año pasado de que “no había duda” de que su país se convertiría en una república. Los políticos están presionando para que la medida no tome más de dos años y esperan que se lleve a cabo un referéndum antes de fines de 2022.

Publicidad

Entre vítores y rechazo

Hubo una reacción mixta de los medios de prensa jamaiquinos a la gira caribeña de Guillermo y Catalina: las estaciones de televisión y los periódicos informan sobre el ‘rechazo real’, también de los ‘vítores y abucheos’ y sobre los manifestantes ‘tomando una posición respecto al dolor de la esclavitud’.

El duque y la duquesa de Cambridge se encuentran en la capital jamaiquina para una parada de tres días, como parte de un viaje al Caribe en reconocimiento al 70 aniversario de la coronación de la reina Isabel II.

USA6314. KINGSTON (JAMAICA), 23/03/2022.- El príncipe Guillermo de Inglaterra (c-i), Duque de Cambridge, el primer ministro jamaiquino, Andrew Holness (c-d), la Duquesa de Cambridge, Catalina (d), y la esposa del premier jamaiquino, la representante Juliet Holness (i), caminan hoy durante una reunión en Kingston (Jamaica). EFE/Rudolph Brown Foto: Rudolph Brown

Sin embargo, los manifestantes protestaron con pancartas afuera de la Alta Comisión Británica antes de la llegada de la pareja real, para reclamar que la monarquía repare monetariamente y se disculpe por su papel en el comercio de esclavos que llevó a la isla a miles de africanos bajo condiciones inhumanas.

Entre los manifestantes, Clement ‘Jawari’ Deslandes dijo que era una bofetada en la cara de sus ancestros que “una persona de la realeza llegara sin preocupación ni remordimiento en su corazón”.

Publicidad

“Tienen este privilegio de la nobleza (...) en el que pueden caminar por aquí y nosotros debemos ponerles una alfombra roja. Esos días se acabaron”, reclamó Deslandes.

“Estoy aquí representando a mis ancestros, todos ellos murieron en la esclavitud y fueron asesinados por la opresión de los blancos”, expresó.

La visita real llega en medio de crecientes llamados a Jamaica para que siga el ejemplo de Barbados y se convierta en una república y le quite a la reina la jefatura de estado.

La pareja canceló otra fase de su visita a Belice al inicio de su tour por el Caribe debido a quejas de comunidades indígenas, según informes. (I)