Aunque será la primera vez que los príncipes se reunirán públicamente desde que Enrique se mudó a Estados Unidos junto con su esposa, la actriz Meghan Markle, los hermanos no caminarán juntos detrás del féretro de su abuelo, el duque de Edimburgo, cuyo funeral está previsto para este sábado 17 de abril.

De acuerdo con el protocolo anunciado este jueves por el Palacio de Buckingham, se han realizado los arreglos necesarios para respetar la dignidad del funeral sin dejarse llevar por las percepciones de algún tipo de drama.

Las pantallas gigantes de Piccadilly Circus (Londres) rindieron homenaje al príncipe Felipe. Foto: Shutterstock

“Los arreglos han sido acordados y representan los deseos de Su Majestad, así como los deseos personales del duque”, continúa su comunicado.

La atención del público por el estado de la relación entre Guillermo y Enrique creció desde que el hermano menor de la princesa Diana de Gales ofreció una entrevista a Oprah en la que evidenció su distancia con la familia real británica y aseguró que hasta su padre, el príncipe Carlos, había dejado de contestarle sus llamadas.

Príncipe Guillermo: La familia real británica no es racista; reacción tras entrevista de Enrique y Meghan

Su primo Peter Phillips, hijo de la princesa Ana, caminará entre los hermanos. Mientras que para la segunda procesión hacia la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor, Enrique caminará detrás de Guillermo junto con David Armstrong-Jones, el hijo de la princesa Margaret y su esposo, Antony Armstrong-Jones.

Durante el servicio, un pequeño coro de cuatro miembros cantará piezas musicales elegidas por el duque de Edimburgo y estarán ubicados en la Nave, lejos de la congregación sentada, y de acuerdo con las pautas de salud pública no habrá canto congregacional.