Los rumores de una crisis matrimonial entre Charlene y Alberto de Mónaco vuelven a saltar a la vista del público y de los medios, pese a que hace poco la pareja estuvo de vacaciones con sus hijos en Córcega.

Recientemente la prensa europea asomó indicios de una supuesta nueva vida que lleva la princesa en Suiza, lejos del Principado. Aunado a ello, Charlene habría desaparecido su cuenta personal en Instagram, lo que para algunos también es visto como una señal de que algo no está bien.

Fue precisamente un artículo de la revista alemana Bild la que sugirió que Charlene de Mónaco vive en Suiza y no en Mónaco, donde solo acude para asistit a eventos oficiales.

Publicidad

Añade también que sus encuentros con Alberto de Mónaco son con “previa cita”, pues se trata de una “alianza de apariencia” o una “pareja ceremonial”, menciona el medio citando declaraciones de una fuente al periódico francés Voici.

Sin embargo, dichas afirmaciones surgieron después de que la pareja se dejara ver en sus vacaciones familiares junto a sus hijos, Gabriella y Jacques, en la Costa Azul.

Daily Mail informa que Charlene y Alberto de Mónaco disfrutaron de un paseo a bordo de un lujoso yate del oligarca Bulat Utemuratov y también pasaron momentos en la playa donde la pareja conversó y disfrutó del día soleado, el mar y la arena.

Publicidad

Se desconoce la fecha exacta de las vacaciones familiares, aunque según datos que aporta el medio británico el viaje ocurrió a principios de agosto, es decir que fue antes del cumpleaños de Alexandre Grimaldi, uno de los cuatro hijos de Alberto y el segundo que tuvo fuera de matrimonio tras un breve romance con la azafata togolesa Nicole Coste.

Una fotografía de Nicole colgada en su Instagram el pasado 25 de agosto muestra cómo fue la celebración del cumpleaños de su hijo y en ella aparece el príncipe de Mónaco compartiendo en familia.

Publicidad

Pero, Charlene no formó parte de este encuentro pues la prensa también ha dado indicios de que la princesa “odia” al primer hijo varón de su marido y Nicole también ha expuesto sus diferencias con la monarca.

Entonces, de nuevo todo apunta a que después de las vacaciones Charlene regresó a Suiza y no al Palacio en Mónaco, como era de esperarse. Aunque los reportes de Daily Mail indican que la princesa se alejó del principado desde el 2021, cuando se sometió a un tratamiento médico por “agotamiento”.

“Albert y Charlene son ahora buenos socios y se turnan para cuidar a los niños”, añadió la fuente al periódico francés citado anteriormente. De momento se sabe que Charlene de Mónaco viajará a Sudáfrica para encabezar un acto de la fundación Water Bike Challenge. (E)

Te recomendamos estas noticias