Desde que Shakira decidió que todos conocieran que la relación con Piqué se había acabado, la reacción de los millones de fans fue brindarle total apoyo a la cantante. A los pocos días de la inesperada noticia, los rumores de infidelidad eran la respuesta a que el jugador había abandonado su hogar por otra mujer, marcando el descalabro de la imagen pública del deportista.

La forma en que decidió presentar a Clara Chía Marti como su nuevo amor, puso más leña al descontento de millones de fans que seguían sumando puntos al desprecio en contra del padre de Milan y Sasha.

Pero, la canción “Monotonía” y el videoclip que muy bien producido, no dejó detalles sueltos, fue la estocada final para Gerard, pues lo describe como el hombre “narcisista y siempre buscando protagonismo” que la abandonó.

Publicidad

Piqué se convierte en el “villano” de la historia de desamor con Shakira

El defensa del Barcelona resultó ser el hombre más rechazado en las canchas de juego, en las que se mezcla su nueva posición de relegado siendo un suplente en el equipo azulgrana con el rechazo del público, personas que prefieren abuchearlo y pitarlo en cada aparición.

Con la camiseta número 3, Piqué no es bienvenido en los partidos tras toparse con personas del público que no dejan de recordarle su conflicto con Shakira.

A decir de El Diario, el futbolista está pagando muy caro su separación y engaño a la súper estrella latina, con un público que le regresa el rechazo a su comportamiento en su vida privada, con pitas y silbidos cada vez que sale a la cancha de juego.

Publicidad

Tras el estreno de “Monotonía”, la situación no fue diferente, al contrario el rechazo se intensificó. El novio de Clara Chía Marti fue abucheado en el partido del Barcelona contra el Villareal.

El jugador saltó a la grama para sustituir a Jules Koundé en los últimos 12 minutos del encuentro, pero no fue recibido bien, y solo encontró una ola de pitos en su propia sede, en el Camp Nou.

Publicidad

Sin embargo, la diferencia esta vez la hizo el apoyo del entrenador técnico del equipo culé. Xavi Hernández salió en su defensa y llamó la atención por el comportamiento que mostró la afición del Barca, que no está conforme con el “error” de Piqué en la Champions League.

El director fue contundente en su llamado y pidió empatía del público. “Es momento de estar unidos, plantilla, staff, directiva, afición, medios… juegue o no juegue, Piqué es un ejemplo en el vestuario, ni una mala cara, en ningún momento, es un ejemplo de capitán y eso debe saberlo la gente”, precisó.

Lo cierto es que Piqué está siendo acribillado por los seguidores que se solidarizan con Shakira y es ahora el más rechazado, con lo que se deteriora su imagen y aceptación como el reconocido futbolista que era respetado, frente a una fanaticada que asume que no está comprometido con el club, pese a percibir millones de euros por su contrato. (E)

Te recomendamos estas noticias