Los seguidores del cantante español Pablo Alborán conocen de cerca la calidez y humildad de la estrella que admiran. Si usted ha escuchado sus canciones, pero aún no es su fanático, debería seguirlo en redes y descubrir que el intérprete originario de Málaga es un hombre que no solo enamora con su voz y sus letras, sino que conquista a su público por la forma como se conecta con cada uno de ellos.

En los exteriores de la sala vip del aeropuerto de Guayaquil, un grupo de más de 50 personas, entre hombres, mujeres, adolescentes, abuelas y niños, esperaba en orden y con regalos la llegada de Pablo, su artista favorito. Unos habían venido de cantones cercanos, otros aún con los uniformes de trabajo tenían el celular en la mano mientras revisaban los arribos de vuelo para confirmar el aterrizaje de su avión desde España. Eran las 18:30 de este lunes 27 de noviembre y ya un grupo de medios también se agolpaba a un costado de la sala de arribo internacional para lograr captar las primeras palabras del músico en su primera visita al Puerto Principal (en Ecuador ya se ha presentado en Quito en anteriores ocasiones).

Los minutos transcurrían y entre las revisiones de batería de los dispositivos móviles y cámaras, una que otra seguidora del cantante trataba de colarse entre el grupo de medios de comunicación para lograr fotografiarlo antes que el resto, y mientras esto ocurría, más de un curioso se acercaba a preguntar: ¿A quién esperan?

Publicidad

Entre viajeros, sus familiares y fanáticos, la noticia del arribo del intérprete de Saturno crecía y con ella el número de personas que lo esperaban.

Pablo Alborán ya llega a Ecuador: el cantante español no solo canta bien, conoce las otras habilidades del artista en su casa

Esta noche, Pablo Alborán arribó al aeropuerto de Guayaquil y compartió con fanáticos que lo esperaron en una de las salidas. Foto: Ronald Cedeño

El grupo responsable de la producción del concierto, previsto en Guayaquil para este miércoles 29 de noviembre, a las 20:00, en el coliseo Voltaire Paladines Polo, estaba pendiente de su salida del área de migración del aeropuerto.

Antes de que sus admiradores lo pudieran abrazar, Pablo -muy consciente de la jornada que lo esperaba- ya posteaba en sus redes que estaba en Guayaquil. Pasaron más de 25 minutos antes de que apareciera entre la multitud de maletas y personal de seguridad, vestido completamente de negro y con gorra, para recibir con total amabilidad a la prensa.

Publicidad

“Recibo todas las recomendaciones que quieran darme para conocer Guayaquil y para probar comida de aquí”, dijo apenas lo abordaron con micrófonos y cámaras. Rodeado de guardaespaldas y sin que le molestara que le acercaran los celulares, era él mismo quien tomaba con la mano los dispositivos y los acercaba para tomarse fotos con sus seguidoras. Con Pablo puede tener la seguridad de que sus celulares no saldrán disparados por el aire como ha ocurrido con otros artistas.

Reconocer a una estrella de su talla, que además de premios, reconocimientos, discos y millones de admiradores a nivel mundial dedica su tiempo a compartir orgánicamente con ellos no sucede en estos tiempos. No solo se fotografió con ellos, firmó autógrafos, los reconoció a muchos cuando lo abordaron para abrazarlo. Se emocionó más cuando le daban detalles, entre los que recibió alguno con el rostro de Terral, su perro y mejor amigo, al que prometió traer a Ecuador en una próxima visita.

Publicidad

“Cerca de seis meses tenemos organizándonos para recibirlo y además en el concierto tenemos muchas sorpresas que como club de fan hemos organizado”, dijo Génesis Pombo, de 32 años, integrante del grupo oficial de fanáticos -que existe desde el 2015- y que lo recibió en Guayaquil.

Esta noche, Pablo Alborán arribó al aeropuerto de Guayaquil y compartió con fanáticos que lo esperaron en una de las salidas. Foto: Ronald Cedeño

Consiguieron que les autografiara una bandera de Ecuador. Se sortearán para tener la oportunidad de que cada una pueda tenerla un tiempo en casa. Mientras eso sucede, ya tienen los grupos distribuidos para asistir juntas al espectáculo. Con ella también estuvieron Elizabeth Pozo, Paola Carvaca, Keyla Brito y Ronny León. Todos lograron una foto con el español antes del show, al que también asistirán para cantar a todo pulmón. (E)