Michelle Salas es la hija mayor del reconocido cantante mexicano Luis Miguel. Sin embargo, nunca se ha mantenido muy presente en su vida ni desde que ella era pequeña, ni ahora que es una adulta. Salas nació en junio de 1989, cuando Luis Miguel tenía 19 años de edad por lo que habría llegado a un acuerdo con su madre para que a la niña no le faltara nada, pero nunca le otorgó su apellido.

Oficialmente y reconocidos, “El Sol” tiene tres hijos: Michelle y dos varones con la actriz, Aracely Arámbula.

De acuerdo con Stephanie Salas, madre de Michelle, Luis Miguel conoció a su hija cuando era bebé, mientras Luisito Rey seguía con vida. Las visitas continuaron durante los tres primeros años de la niña. La madre de la hija de Luis Miguel también proviene de una familia de artistas, al descender de la famosa Silvia Pinal.

“Yo, personalmente, la llevaba a su casa, donde él, su abuelo Luis Rey y toda su familia la querían muchísimo, la pasaban muy bien, la consentían y la niña regresaba contentísima y llena de regalos”, señaló Stephanie Salas.

Michelle Salas es producto de la relación ocasional que Luis Miguel tuvo con la actriz Stephanie Salas.

En 1992, Luis Miguel desapareció de la vida de su pequeña hija.

Fue el 2005 cuando Michelle Salas, de 16 años de edad, decidió hablar sobre su padre y su relación con él, e indicó que no quería que la relacionaran con el cantante.

“Ya no quiero que me compadezcan por ser la hija no reconocida de Luis Miguel cuando él sabe que existo”, dijo.

Salas, de 31 años, ha logrado posicionarse como modelo e ícono de moda con un estilo de vida con lujos, a raíz de su trabajo con grandes marcas. Estudió Diseño de Modas en Nueva York, posteriormente se pudo desempeñar como modelo, influencer de moda y blogger. No siguió el camino de sus padres dentro del cine o la música, pero nunca los ha descartado.

El reencuentro

Tras el nacimiento de su primer hijo Daniel, que tuvo con Aracely Arámbula, Luis Miguel decidió acercarse nuevamente a su hija Michelle Salas cuando ya ella tenía 18 años de edad; los lazos se retomaron e incluso ella se fue a vivir a su casa en Los Ángeles, California. Ahora tienen una relación menos tirante. (E)