Ni la memoria de su madre en el día de su cumpleaños 61 logró reunir este 1 de julio a los príncipes Guillermo y Enrique.

El duque de Sussex Enrique agradeció a los ganadores del Premio Diana por ‘mantener vivo su fuego’ en la ceremonia virtual, mientras que el heredero del trono de Inglaterra envió una carta diciendo que ella estaría ‘muy orgullosa’ de lo que lograron.

Establecido en memoria de Diana, princesa de Gales, el premio The Diana Award es otorgado por la organización benéfica del mismo nombre y cuenta con el apoyo de sus dos hijos, el duque de Cambridge y el duque de Sussex.

El prestigioso premio honra a personas de 9 a 25 años por su acción social y trabajo humanitario. La ceremonia de premiación honró a 180 jóvenes filántropos de 29 países de todo el mundo, incluidos 40 del Reino Unido.

Publicidad

De acuerdo a la página del premio, destaca a jóvenes excepcionales que han demostrado su capacidad para inspirar y movilizar a su propia generación para servir a sus comunidades a través de campañas, voluntariado, recaudación de fondos, lucha contra la injusticia o superación de desafíos extremos de la vida. Aunque sus causas y antecedentes son variados, lo que todos tienen en común es que están cambiando sus comunidades y el mundo.

En su carta, el príncipe Guillermo escribió: ‘Muchos de ustedes enfrentan grandes desafíos en tiempos difíciles, pero están derribando barreras incansablemente para crear un futuro mejor para todos nosotros. ‘Gracias por su compasión, valentía y absoluta determinación. Realmente son la personificación del legado de mi madre y sé que ella estaría muy orgullosa de todos ustedes”.

“Creo que no hay mejor manera de celebrar su vida y trabajo que reconociendo a las personas increíbles que dedican tanto tiempo y esfuerzo a ayudar a quienes los rodean”.

Tanto Guillermo como su hermano, el príncipe Enrique, apoyan el Premio Diana, que es la única organización benéfica que lleva el nombre de su madre. El Premio Diana se estableció en 1999 en memoria de la Princesa de Gales, y su creencia de que los jóvenes tienen el poder de cambiar el mundo. La organización benéfica ejecuta programas contra el acoso escolar y de tutoría, al mismo tiempo que recompensa a los jóvenes que realizan un trabajo inspirador.

Publicidad

Este 31 de agosto se cumplen 25 años desde que la princesa Diana murió tras un accidente automovilístico en París. El año pasado, Guillermo y Enrique se reunieron para develar una estatua de la difunta princesa en el Sunken Garden del Palacio de Kensington. En una declaración conjunta dijeron: “Hoy, en lo que habría sido el 60 cumpleaños de nuestra Madre, recordamos su amor, fuerza y carácter, cualidades que la convirtieron en una fuerza para el bien en todo el mundo, cambiando innumerables vidas para mejor”. “Todos los días, deseamos que ella todavía estuviera con nosotros, y nuestra esperanza es que esta estatua sea vista para siempre como un símbolo de su vida y su legado”. (E)