Al ritmo de Roberto Bolaños y la City Band, los novios Meche Pesantes Cabrera y Alfonso Miranda Arosemena celebrarán esta noche con sus familiares, amigos personales, colegas del medio televisivo y radial y algunas personalidades políticas su unión eclesiástica.

A inicios de agosto, los enamorados ya firmaron su compromiso frente a juez, pero hoy se darán el sí definitivo frente al altar en una ceremonia que será oficiada por el padre Gustavo Calderón, exprovincial jesuita y exrector de la Unidad Educativa Javier.

La soprano Gabriela Manzo Tandazo y el tenor Ovidio Parra ofrecerán una intervención musical durante el solemne encuentro.

Publicidad

La novia caminará por la iglesia luciendo un vestido importado de Demetrios Collection Weeding Dresses, con un estilo muy clásico pero con un toque moderno, que fusiona elementos contemporáneos con toques de glamour vintage y con un exquisito encaje de pedrería sobre una ilusión transparente. Su complemento será un velo royal de tul de seda de encaje valencienne.

Ariana Taranto es la elegida para maquillar a la novia, mientras que su peinado está en manos de Carolina Aguirre.

Para su recepción, la decoradora Paola Barriga se apegó al lounge styling: con dos preciosos árboles con caídas de rosas en diferentes niveles y centros de mesa de cristal. Además, la estructura sobre la pista de baile contará con lluvia de luces cálidas, lámparas y flores naturales, entre otros detalles, que brindarán a los novios y a sus invitados un ambiente cálido pero elegante.

Publicidad

El pastel estuvo a cargo de Munamii Cakery, de la pastelera y chef Isabella Carminiagni. Para la torta se utilizó una técnica de vanguardia de buttercream de Francia, con apliques hechos a base de papel de arroz, perlas azucaradas y papel de oro, combinado con rosas y flores naturales de Ecuador. Asimismo, los invitados podrán disfrutar de una estación de dulces con más de 8.000 variedades de dulces.

Tras el festejo, los esposos escaparán a su luna de miel por Estados Unidos y Cancún, sellando con broche de oro con un crucero por el Caribe.