Karen Pérez es una emprendedora de ascendencia ecuatoriana y colombiana que canalizó sus destrezas y conocimientos de diseño para hacerle frente a la pandemia. Hoy es fundadora y CEO de Second Wind, una marca de mascarillas femeninas.

People en español publicó una entrevista con ella, haciéndola parte del especial ’Historias de emprendimientos de mujeres latinas relacionadas con el mundo de la moda o la belleza’. En esta cuenta que durante quince años trabajó como estilista de moda, pero la pandemia la hizo replantearse su carrera para enfocarse en un producto en plena tendencia.

Fue así como en junio nació su marca destinada a diseñar mascarillas femeninas con un toque de elegancia, a la que cada vez le va añadiendo más accesorios, como cadenas en diferentes acabados.

“Cuando empezó la pandemia, mis clientas me pedían que les buscara mascarillas que fueran bonitas y que se vieran femeninas (...), decidí probar suerte y crear una línea de máscaras para mujeres (...). Me di cuenta de que la mayor parte de las mascarillas que estaban en venta en ese momento cubrían la mitad de nuestra cara, y con mi línea quería ofrecer estilos más personalizados”, dice para People.

Expresó que sus diseños están inspirados en sus seguidores y clientes en Instagram. “Siempre estoy escuchando y leyendo lo que dicen los demás para seguir inspirándome y crear más productos, que sean innovadores y a la vez ofrecer una experiencia única a mis clientas”.

Sobre su ascendencia latina dijo que su gusto por la moda viene de Ecuador. “Mi abuelo por parte materna tenía una fábrica de ropa en Ecuador. Y mi mamá también tuvo una boutique después de venir a los Estados Unidos en los años 80. Desde niña siempre estudié esos detalles y me fascinó la moda”.

“Nuestra línea de sombreros The Bianca está hecha de lana ecuatoriana”, añadió la emprendedora.

Sus diseños de mascarillas han tenido tanta acogida que hasta personalidades como Jennifer López las han lucido, afirma el medio. “Todo ha sido un sueño hecho realidad. A mí siempre me ha apasionado la moda y nunca pensé que una idea mía se volviera tendencia”. (I)