La carrera del actor Jim Caviezel vuelve a resurgir, esto tras protagonizar la cinta Sound of Freedom (Sonidos de libertad, en español).

El actor de 54 años ha participado en producciones como La delgada línea roja y el Conde de Montecristo, sin embargo, su papel estelar y connotación mundial lo logró con La Pasión de Cristo de Mel Gibson en 2004.

‘Sound of Freedom’, la cinta con Jim Caviezel llegará oficialmente a Latinoamérica el 31 de agosto: esta es la historia detrás del guion

La cinta se ha convertido en un clásico para transmitirse durante las celebraciones religiosas en canales de televisión. El actor sufrió de varias lesiones durante la filmación.

Publicidad

El portal El Debate recuerda que Gibson le dijo a Caviezel que después de la cinta no iba a poder trabajar en esa ciudad. El actor es un católico practicante y luego de la película se alejó de papeles protagónicos en nuevas producciones, una de las causas fue que los estudios tenían el temor que al actuar en sus películas los espectadores solo lo recuerden por su papel como Jesuscristo.

Sus declaraciones también lo han llevado a varias polémicas, una de estas fue en el 2011, cuando aseguró que interpretar al hijo de Dios arruinó su carrera.

Sound of Freedom: estas son las similitudes y diferencias que tiene la película con la historia real

Ahora, la cinta que trata sobre un agente del Departamento de Seguridad Nacional luchando contra una banda de trata de personas de Colombia para rescatar a sus víctimas, todos niños, lo volvió a colocar como uno de los actores más reconocidos.

Publicidad

Sound of Freedom está filmada de manera respetuosa y asombrosa, basada en hechos reales de héroes encubiertos que traen esperanza a muchos”, dijo Neal Harmon, director ejecutivo de Angel Studios. “Esta película mantendrá al público al borde de sus asientos con suspenso y nos alentará a todos a tomar acciones”.

“Estoy muy orgulloso de ser parte de esta impactante película”, dijo Jim Caviezel, quien interpreta al protagonista. “De hecho, diría que esta es la segunda película más importante que he hecho después de La pasión de Cristo”. (I)