Este martes un periodista brasileño denunció haber sido atacado por funcionarios de la FIFA, quienes confundieron la bandera del estado brasileño Pernambuco con la del movimiento LGBTI, mientras se encontraba en los exteriores de un estadio en Qatar.

Roberto Manrique manifiesta su rechazo al Mundial: ‘Sería hipócrita e inhumano de mi parte’

El personal qatarí le confiscó el celular y la bandera, la pisotearon y obligaron a borrar los videos al periodista Víctor Pereira, quien en su cuenta de Twitter dio detalles de lo sucedido. “Nos abordaron por la bandera de Pernambuco, que tiene un arco iris y pensaron que era la bandera LGBT. Me quitaron el móvil y solo me lo devolvieron cuando borré el video que tenía”, escribió en compañía de otros audiovisuales que sustentaban el hecho, ya que algunas personas que fueron testigos documentaron la agresión.

“Cogieron la bandera de Pernambuco, la tiraron al suelo y la pisaron. Algunas personas intervinieron y aliviaron la situación”, narra el comunicador, y añade que el video que registró este último acto fue borrado por obligación, aun teniendo la autorización de la propia FIFA para filmar todo lo que desee.

Publicidad

Pereira, quien se encuentra en el país árabe cubriendo el Mundial de Qatar 2022 para el periódico O Povo, tuvo que acceder al buscador de internet para mostrarle que ese era el símbolo de su estado en Brasil.

El comunicador dijo a ESPN que se encuentra consternado tras la situación que atravesó con el personal de la FIFA en el que vivió momentos de tensión. “Hicieron una ceremonia para decir que todos serían bienvenidos y bien recibidos aquí en Qatar y no lo somos. Mira lo que pasé hoy. Hubo momentos de mucha tensión, estaba extremadamente nervioso”.

Además dijo haberse sentido ofendido al ver cómo los qataríes pisaban la bandera de su estado. “En Pernambuco somos muy apasionados. Para mí, pisar la bandera de mi estado es una ofensa. Nunca lo aceptaré”.

El canal deportivo SportTv, de Brasil, estuvo en contra de ese acto y envió un mensaje de apoyo para el comunicador. “Es lamentable que hayas sufrido este tipo de violencia, Víctor. Enhorabuena por la fuerza de venir aquí a exponer esta situación y no callarse ante un absurdo como este. ¡Estoy contigo en esto!”.

Publicidad

La bandera de Pernambuco tiene una estrella amarilla, con un arcoíris con los colores rojo, amarillo y verde. Además de otros símbolos como una cruz y un sol. Mientras que la bandera LGBTI tiene los colores rojo, naranja, amarillo, verde, azul y morado.

Vista de una persona ondeando una bandera LGBT, en una fotografía de archivo. Foto: ROLEX DELA PENA

Durante estos días, el país árabe ha sido duramente criticado por la violación a los derechos humanos, especialmente contra las mujeres, miembros del colectivo LGBT y los trabajadores migrantes.

Amnistía Internacional indica que Qatar es uno de los 70 países en el mundo donde están criminalizadas las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo; podrían enfrentarse a una condena de hasta siete años, según su código penal.

Las mujeres, en cambio, conviven con numerosas discriminaciones asentadas en la ley y por el islam, religión oficial. Están sometidas a una tutela masculina: ellos deben autorizarles cosas como estudiar, trabajar, casarse o realizarse un procedimiento ginecológico. El divorcio en el caso de las mujeres es más tedioso, al igual que la tutela de sus hijos. (I)