A pocos años de celebrar sus bodas de porcelana, sus 20 años de casados, los actuales reyes de Inglaterra enfrentan un nuevo desafío, luego de que el rey Carlos III fuera diagnosticado con un tipo de cáncer, según reveló hoy el Palacio de Buckingham.

En un comunicado oficial, se dio a conocer que el monarca ya tiene una agenda de tratamientos para su pronta recuperación, mientras hace a un lado sus compromisos oficiales.

Según medios internacionales, Carlos III también comunicó personalmente a sus dos hijos, Harry y William, sobre su estado de salud.

Publicidad

El príncipe Harry viajará a Reino Unido a visitar a su padre el rey Carlos III, tras conocerse el diagnóstico de cáncer del rey

Sin embargo, su esposa, la reina Camila, aún no se ha pronunciado sobre el diagnóstico.

Días atrás, al ser interrogada sobre cómo se encontraba el rey, afirmó que “estaba mejorando (de su cirugía de próstata) y haciendo lo mejor que puede”.

¿Pero qué ocurrirá con Camila si Carlos III no se sobrepone y fallece?

Publicidad

El siguiente en ascender al trono de Inglaterra será William, actual príncipe de Gales y su esposa, Kate Middleton.

Mientras que Camila deberá abandonar el título real de reina consorte para convertirse en reina dowager, la dignidad que se le otorga a la reina viuda de un rey.

Publicidad

Otras reinas que enviudaron tuvieron la opción de llamarse ‘reina madre’, como ocurrió con la reina Elizabeth Angela Marguerite Bowes-Lyon, madre de Isabel II de Inglaterra, quien le sobrevivió a su esposo, el rey Jorge VI.

Pero en el caso de la reina de Camila, ella no es la madre biológica del futuro heredero, William.