El cómico y animador James Corden se llevó al príncipe Enrique a recorrer Los Ángeles en un bus de turismo para una entrevista que presentó en su programa The Late Late Show. Le contó, entre otras cosas, sobre el extraño regalo navideño que la Reina Isabel II le envió a su bisnieto Archie.

El príncipe Enrique dijo que se apartó de la vida de la realeza porque la prensa de su país estaba “destruyendo” su salud mental, y reveló que mira la serie televisiva “The Crown.”

Harry contó algunos detalles de la nueva vida de su familia en Los Ángeles durante la gira por la ciudad, en la que ambos británicos también tomaron el típico té inglés.

“Todos sabemos cómo puede ser la prensa británica, y estaba destruyendo mi salud mental”, dijo Harry, que se mudó a Estados Unidos con su esposa Meghan Markle el año pasado.

Publicidad

“Yo sentía que era tóxico. Así que hice lo que cualquier esposo haría (...) Sacar a mi familia de ahí”.


En enero de 2020 el sorpresivo anuncio de Harry y Meghan Markle de que abandonarían sus obligaciones como integrantes de la realeza causaron una conmoción en la familia real británica. Tras su alejamiento, la Reina Isabel II ordenó al duque y a la duquesa de Sussex, como son conocidos formalmente, renunciar a sus títulos honorarios y a sus patrocinios.

“Nunca fue marcharse”, dijo el príncipe Enrique, de 36 años, a Corden. “Fue un alejamiento más que una renuncia. Era un clima realmente difícil”.

The Crown, la serie

Enrique dijo que se sentía “más cómodo” con la descripción de la familia real en la exitosa serie de Netflix “The Crown” que con los artículos que la prensa publica sobre él y su familia.

“No pretenden ser noticias. Es ficción”, dijo Enrique sobre “The Crown”.

Publicidad

“Está vagamente basado en la verdad. Por supuesto, no es estrictamente preciso, pero te da una vaga idea de ese estilo de vida, de las presiones para colocar las obligaciones y el servicio por encima de la familia y de todo, qué puede resultar de eso”, añadió.

Además, reveló que en la Navidad su abuela preguntó qué regalo les gustaría para el pequeño Archie, por lo que Meghan pidió una waflera, y eso recibió directamente desde el Palacio Real de Inglaterra.

Otro de los puntos del recorrido, en que Enrique confesó que era la primera vez que estaba en un autobús de techo descubierto, fue una visita a la casa de alguien a su altura: la del Príncipe del Rap.

Meghan también fue parte de la entrevista con Corden, aunque fue solo por teléfono (E)