“La muerte no nos roba los seres amados. Al contrario, nos los guarda y nos los inmortaliza en el recuerdo”, dijo el escritor francés François Mauriac. Y parte de esos recuerdos que conservamos de quienes ya no están presentes son las fotografías, que ayudan en muchas ocasiones a preservar en el tiempo un recuerdo, un detalle, una experiencia, incluso un sentimiento. Cuando la noticia sobre el asesinato del actor y presentador ecuatoriano Efraín Ruales, ocurrido el pasado 27 de enero, se viralizó en redes, varias fueron las imágenes que se compartieron en medios de comunicación y plataformas digitales. Y detrás de algunas de esas fotos también hay una historia y un autor.

Jorge Itúrburu es el fotógrafo ecuatoriano responsable de las imágenes de estudio en las que el desaparecido Ruales aparece con los brazos abiertos, con un gesto de rezo, mirando fijamente a la cámara, sobre un paso elevado, con un gesto de agradecimiento. Captó su esencia en una jornada en la que compartió con el también actor, como parte del inicio de un proyecto del que habían hablado que serviría para documentar de forma gráfica las nuevas propuestas del también motivador.


Itúrburu, especializado en fotografía publicitaria y de moda, detalla que esta sesión con Ruales era solo el inicio de un proyecto mutuo que no logró materializarse. “Un par de horas trabajamos esta sesión, ya que la oficial y el video serían la siguiente semana (...). Efraín me pidió hacer fotografías y después de esta sesión pensábamos viajar para hacer otras fotos. También nos queríamos asociar en un proyecto, pero no se dio”, cuenta sobre la sesión que se dio cuatro días antes de los fatales acontecimientos.

Según menciona el retratista guayaquileño, esta no era la primera vez que trabajaba con Ruales. Antes ya habían coincidido para fotografías de productos, producciones varias y sesiones con el equipo de En contacto de Ecuavisa. “Como ya habíamos hecho cosas juntos, se nos ocurrió hacer las fotos. El video que comparto lo capté justamente porque siempre ando con mi cámara grabando lo que hago, para tener un registro, pero no era uno total, porque en el video de YouTube, si ves, hay fotos un poquito desenfocadas, pero porque no pensábamos publicarlo”, dice sobre el audiovisual que compartió en su canal, el pasado 8 de febrero, y que registra (hasta el cierre de esta edición) 141.838 visualizaciones.

Itúrburu, de 36 años, comenzó en este campo como fotoperiodista. Colaboró y laboró en Vistazo y los diarios EL UNIVERSO, Expreso y El Comercio antes de abrir su primer estudio en el 2005, y de salir durante dos años del país para especializarse en Buenos Aires y Nueva York. A Ecuador retornó a los 27 años, con una visión muy distinta. Ante su cámara han posado personajes locales como Cristina Reyes, Giovanna Andrade, Carolina Aguirre, Virginia Limongi, AU-D, Fiorella Solines, Carolina Jaume, Dayanara, Mafer Ríos, Samantha Grey, Tiko Tiko, Estéfani Espín, Sebastián Cordero, Flor María Palomeque, Luciana Grassi, entre otros.

Durante parte de la cuarentena, revela, realizó sesiones fotográficas vía Skype y por teléfono como uno de sus ingresos. “Fue difícil, pero sobrevivimos haciendo fotos online y para banco de imágenes”, agrega Itúrburu, quien aspira a llevar su carrera a una etapa de internacionalización. (I)