Elon Musk es intenso en todos los momentos de su vida. Para muestra están las diversas empresas en las que ha irrumpido: es el cofundador del gigante monetario PayPal, fundador de Tesla, la empresa de coches eléctricos, y fundador de SpaceX, la firma con la que intenta llegar a nuevos planetas.

Desde hace algún tiempo, el emprendedor Randy Gran ha estado evaluando a Musk y plantea varias razones que explican para él por qué este emprendedor tiene tanto éxito.

1. Ética laboral

Musk es un caso de estudio perfecto para alguien cuya ética de trabajo está impulsada por su pasión. De acuerdo a Gran, él ama lo que hace, porque hace lo que ama.

Elon Musk no le rehuye al trabajo, toma los turnos nocturnos, motiva las semanas de trabajo de 80 horas; incluso, duerme bajo su escritorio.

Publicidad

2. Pensando en pequeño para llegar a grandes respuestas

Muchas de las grandes ideas de Musk provienen de pequeñas preguntas. Consiste en establecer pequeñas ideas, elaborar algunas respuestas clásicas u obvias, para darles un giro completo.

Las grandes ideas siempre surgen del pensamiento pequeño, es parte de la fórmula ganadora de este multimillonario.

3. Enfocado

Durante los inicios de Tesla, Musk no se distrajo con otras tareas tediosas. En lo único que se centró fue en la tarea que tenía entre manos. Por ello, concentración es uno de los pilares de su éxito.

Cuentan quienes son cercanos al sudafricano que incluso, dormía debajo de su escritorio y trabajaba 75 horas a la semana hasta que logró que ese problema se resolviera.

4. El ‘no’

Hay una anécdota que cuenta la primera esposa de Musk sobre él cuando estaba en la universidad. Recibió un 98% en una de sus pruebas. Por lo que habló con su profesor y consiguió que cambiara su puntuación al 100%.

El 2% que separaba a Musk de su puntuación actual y la perfección le sonaba como un “no” gigante. Ese 100% significó lo suficiente para él como para ponerse en una situación posiblemente incómoda. Al final, lo logró, porque para Musk el “no” solo significaba que debía luchar para conseguir un sí. (E)