Cuánto dinero reciben anualmente los miembros de la realeza británica es una interrogante que muchos se plantean y que, en muchas ocasiones, ha sido motivo de cuestionamientos ya que se considera que son cifras elevadas.

Lo cierto es que dentro de la familia real británica hay multimillonarios, mantenidos e, incluso, parientes pobres.

A continuación, un recuento de lo que reciben al año del bolsillo de los contribuyentes, quienes a veces se preguntan si se justifica esa gran cantidad de dinero, según una publicación de la revista Semana.

La reina Isabel II: 132 millones de dólares anuales

La reina Isabel II cada año recibe un sueldo de 107 millones de dólares del Estado, a través de algo denominado Sovereign Grant, o subvención soberana. Además, consigue otros 25 millones de dólares anuales por las ganancias del Ducado de Lancaster, creado en la Edad Media como fuente independiente de ingresos para el monarca.

Publicidad

También cuenta con casi 19.000 hectáreas en las que se encuentran fincas, locales, casas de alquiler y otros negocios. La monarca obtiene además dinero de rentas de múltiples propiedades privadas como Balmoral o Sandringham Estate. Así es como ella financia sus funciones y colabora con sus hijos menores y otros familiares.

¿Cómo se mantiene económicamente la familia real británica?

Debido a sus abultados ingresos, su fortuna personal asciende aproximadamente a 500 millones de dólares, que la ubican en el lugar 344 de la lista de los más ricos del país, al tiempo que es una de sus diez mayores terratenientes.

Pero en realidad la fortuna de Isabel II es incalculable, ya que posee también un sinnúmero de joyas y obras de arte de gran valor. A todo esto también se suman los 30 millones de dólares de la fortuna de su esposo, el príncipe Felipe.

El príncipe de Gales: 28,5 millones de dólares anuales

Lo que recibe el príncipe Carlos proviene del Ducado de Cornualles, 53.000 hectáreas de tierra repartidas en 23 condados, que son por tradición el soporte del hijo mayor del monarca de Inglaterra.

En esas zonas, el futuro rey arrienda tierras y casas, además de que tiene la próspera firma de productos orgánicos Duchy Originals.

Con su dinero, el hijo mayor de la reina Isabel II financia obras de caridad y su ostentosa vida privada. Además, colabora con su hijo William y, antes de que se alejara de la realeza, también ayudaba a Enrique.

Publicidad

Pese al dinero con el que cuenta Carlos, los viajes oficiales los paga el contribuyente y, para tener una idea de las cifras, solo el periplo al sudeste asiático, en 2017, tuvo un costo de 475.000 dólares.

Se estima que la fortuna del príncipe asciende a 400 millones de dólares, por lo que no le afectaron en nada los 20 millones de dólares, unos 40 millones de dólares de hoy, que le pagó a Diana de Gales por el divorcio en 1996. A él, esta solicitud le pareció escandalosa, pero ella no cedió un ápice, ya que se encontraba apurado en estar con su amante y actual esposa, Camilla, quien justamente usa el título de duquesa de Cornualles.

Los duques de Cambridge: 4′000.000 de dólares anuales

El dinero que reciben proviene principalmente de lo que Carlos les entrega. Con eso la familia financia sus actividades oficiales y el sostenimiento de su esposa, Kate Middleton (incluido su fastuoso ropero), y sus hijos George, Charlotte y Louis.

No obstante, Guillermo obtiene ganancias de las inversiones que realiza con su fortuna, cercana a los 40 millones de dólares, y que nació a partir de lo que heredó de Diana de Gales. También comparte un fondo de 19 millones de dólares con su hermano Enrique y demás primos hermanos, legado de su bisabuela, la reina madre Elizabeth, fallecida en 2002.

La familia real británica se está quedando pequeña

Por el lado de Kate, la esposa de Guillermo, también tienen un respaldo. La duquesa de Cambridge cuenta con una fortuna personal de unos 5 millones, provenientes de la empresa de sus padres, Party Pieces. La pareja también cuenta con un apartamento de cuatro pisos y 20 habitaciones en el Palacio de Kensington, además de Anmer Hall, su casa campestre en Norfolk.

Al igual que ocurre con Carlos, los viajes oficiales de la pareja también corren por cuenta del erario, como cuando estuvieron en Alemania y Polonia, recorrido que tuvo un costo de 80.000 dólares.

Los duques de Sussex

Hasta antes de dejar sus roles dentro de la monarquía británica, la pareja recibía unos 3′000.000 de dólares anuales, que provenían de la abuela de Enrique, la reina Isabel II, y de su padre, Carlos.

El hijo menor de Diana de Gales también cuenta con una fortuna personal de unos 40 millones de dólares, gracias a la herencia de su madre. Además, a él le toca la mayor parte del fondo que les dejó la reina madre a sus bisnietos.

Meghan también cuenta con algunos millones en su cuenta bancaria, producto de su trabajo como actriz en varias producciones. Se estima que cobró 50.000 dólares por episodio por su participación en el drama legal Suits.

Tras anunciar que ambos “trabajarían para” ser financieramente independientes, se han involucrado en distintas actividades con las que esperan generar nuevas ganancias.

Ana, princesa real: 441.000 dólares anuales

Es considerada la más activa de los hijos de la reina, con cerca de 540 compromisos al año dentro y fuera del Reino Unido, entre visitas oficiales, inauguraciones, conciertos, almuerzos, cenas de Estado, investiduras y eventos de caridad.

Por ello, algunos creen que es justa la asignación anual que recibe por parte de su madre, a quien ha empezado a reemplazar en algunos asuntos, debido a la avanzada edad de la reina.

Ana es conocida porque cuida muy bien cada centavo de su fortuna, de 30 millones de dólares. Posee además un bello palacete, Gatcombe Park, regalo de bodas de Isabel, y una colección de joyas de más de 7 millones de dólares. Está casada, en segundas nupcias, con el vicealmirante Timothy Laurence.

El duque de York: 580.000 dólares anuales

El tercer hijo de la reina Isabel recibe esta cantidad debido a las labores que realiza, principalmente por la promoción del liderazgo en los jóvenes y el emprendimiento. Tiene unos 82 millones de dólares en el banco, producto de un fondo establecido cuando era niño.

Andrés tiene dos hijas, Beatrice y Eugenie, sin embargo, ellas no reciben plata del tesoro público porque no cumplen funciones oficiales. En muchas ocasiones se las ha descrito como ociosas que únicamente gastan su dinero en ropa, aunque en realidad ambas trabajan.

Empleos y deberes ¿cómo mezclan estas actividades la realeza europea?

Beatrice es vicepresidenta de estrategia de la firma Afiniti, mientras que Eugenie es directora de la galería Hauser & Wirth.

Ambas comparten un fondo de 1,5 millones de dólares y la herencia de la reina madre Elizabeth.

Los condes de Wessex: 290.000 dólares anuales

El hijo menor de la reina y su esposa, Sophie, trabajan a tiempo completo para la realeza. A Edward, especialmente, se le incrementaron las tareas luego de que su padre, el duque Felipe de Edimburgo, se retirara de la vida pública.

Hace algunos años, alrededor de los condes se generó una gran polémica debido a que quisieron tener sus propias empresas en el campo de la televisión y las relaciones públicas. Pero los acusaron de aprovecharse de su posición para captar buenos contratos y la reina les ordenó cerrar las firmas.

La fortuna de Edward ronda los 45 millones de dólares y también proviene de fondos constituidos en su infancia y las herencias de sus abuelos, George VI y la reina madre. (E)