Guillermo y Catalina, la pareja real del Reino Unido, que se espera que algún día ocupe el trono de Isabel II, cumplirá mañana diez años de matrimonio.

Para celebrar este aniversario matrimonial de los príncipes que tienen tres hijos: Jorge, Carlota y Luis, subieron fotos en la cuenta de Instagram de los duques de Cambridge.

Las gráficas fueron tomadas por Chris Floyd un fotógrafo británico que se especializa en retratos y reportajes de famosos. Es conocido por sus retratos de Britpop de la década de 1990. Sus trabajos han incluido a Oasis, Supergrass y The Verve, así como Sir Paul McCartney, David Bowie y el artista David Hockney.

Guillermo y Catalina (Will y Kate) fueron novios durante 8 años antes de que el príncipe le ofreciera el anillo de compromiso de diamantes y zafiros que alguna vez le perteneció a su madre, Diana princesa de Gales.

Publicidad

Cuenta la leyenda que, cuando aún estaba en la escuela, la joven Kate Middleton tenía una foto del príncipe William en la pared de su dormitorio. Finalmente se conocieron como estudiantes en la Universidad de St Andrews y salieron durante ocho años, separándose brevemente en 2007.

Luego, en octubre de 2010, de vacaciones en Kenia, se comprometieron. William había llevado en su mochila el anillo de compromiso de su madre. En Inglaterra nombraban a la novia de Guillermo como ‘Waity Katie’, por los largos años que tuvo que esperar para concretar la boda.

Fue el 29 de abril de 2011 cuando Catalina caminó por el pasillo de la Abadía de Westminster en un servicio que fue realizado por el entonces arzobispo de Canterbury, Dr. Rowan Williams. La pareja dijo ‘Sí, quiero’ frente a 2.000 invitados y su boda fue vista por 36,7 millones de personas que sintonizaron la ceremonia en todo el mundo.

Catalina, entonces de 29 años, llevaba un vestido de 250.000 libras de Alexander McQueen, que incluía un corpiño de encaje cosido a mano por las mejores costureras del mundo en la Royal School of Needlework.

El momento más icónico del día de la boda de la pareja llegó quizás cuando compartieron su primer beso como pareja casada en el balcón del Palacio de Buckingham, para el deleite de los espectadores que vitoreaban fuera de las puertas del Palacio y más allá.

A pesar del derroche de esa fecha hace 10 años, este aniversario los príncipes lo pasarán como un día normal. (E)