Ahora un padre estadounidense y su hijo han admitido haberle ayudado a burlar a las autoridades en 2019.

El exveterano de las fuerzas especiales estadounidenses Michael Taylor, de 60 años, y su hijo Peter, de 28, fueron extraditados a Estados Unidos acusados de haber sacado al magnate en una maleta.

Lo hicieron en un jet privado mientras el ejecutivo esperaba ser juzgado.

Los fiscales estadounidenses calificaron su huida como “uno de los actos de fuga más descarados y mejor orquestados de la historia reciente”.

Publicidad

En los documentos de corte figura esta casa como una de las propiedades de Ghosn en un barrio rico de Beirut. Foto: AFP

En un tribunal de Tokio, los dos hombres decidieron no refutar los hechos expuestos por los fiscales en la acusación.

Ambos se enfrentan a hasta tres años de prisión.

Taylor y su hijo respondieron “no” cuando un juez les preguntó si había algún error en los cargos presentados por la oficina del fiscal de Tokio el lunes, dijo la agencia de noticias Reuters.

Al padre y al hijo se los acusa de orquestar la fuga de Ghosn al Líbano desde el aeropuerto de Kansai, situado en el oeste de Japón, en diciembre de 2019.

También los acusan de recibir US$ 1,3 millones a cambio.

¿Cómo escapó Carlos Ghosn de Japón?

El exjefe de Nissan ha sido declarado fugitivo internacional, pero está refugiado en la casa en la que creció en Líbano, un país que no tiene ningún acuerdo de extradición con Japón.

Publicidad

Al ser una figura famosa y fácilmente reconocible en Japón, Ghosn tuvo que ingeniárselas para pasar desapercibido. Foto: GETTY IMAGES

Según el relato escuchado en el tribunal, Ghosn estaba en libertad bajo fianza mientras esperaba el juicio por cuatro cargos de mala praxis financiera, que él niega, cuando logró escapar de la vigilancia de las autoridades y subirse a un jet privado.

“Retenido como rehén”

El especialista en seguridad privada Taylor y su hijo lucharon durante meses para evitar la extradición, antes de que la Corte Suprema de Estados Unidos los entregara a las autoridades japonesas en marzo.

Los fiscales de Tokio se negaron a comentar sobre los cargos contra la pareja antes del juicio.

La agencia de noticias Reuters recordó que la tasa de condenas en Japón es del 99 %.

Después de su llegada al Líbano, Ghosn dijo que había sido un “rehén” en Japón, donde solo le quedaba la opción de morir allí o huir.

Un tribunal turco condenó a un ejecutivo de la compañía de aviones turca MNG y a dos pilotos por su papel en la operación para sacarlo de Japón.

Carlos Ghosn tiene un alto perfil en la sociedad japonesa luego de que varias de sus medidas resultaran un éxito empresarial. Foto: GETTY IMAGES

¿Quién es Carlos Ghosn?

El brasileño Carlos Ghosn fue presidente del consejo directivo del gigante automovilístico Nissan, considerado un “titán” de esa industria desde hace casi 20 años.

En noviembre de 2018, Nissan —el sexto fabricante de automóviles más grande del mundo— informó que había descubierto en una investigación interna que Ghosn había notificado a las autoridades ingresos menores a los reales.

Por lo que el ejecutivo fue arrestado en Japón acusado de “mala conducta” financiera.

Nacido en Rondônia, Brasil, con ascendencia libanesa y ciudadanía francesa, Ghosn dice que su origen despertó en él un sentimiento de ser diferente, lo que le ayudó a adaptarse a nuevas culturas.

Llegó a ser considerado un potencial candidato a presidente de Líbano, pero acabó descartando la posibilidad porque ya tenía “muchos empleos”.

Tras estudiar ingeniería en la Escuela Politécnica y la Escuela de Minas de París, Ghosn inició su carrera en Michelin, ocupando cargos en Francia y Brasil.

Más tarde llegó a Renault. Se unió a Nissan en 1999, después de que Renault comprara una participación en el fabricante japonés, y se convirtió en su principal ejecutivo en 2001.

El ejecutivo es considerado un “titán” porque fue responsable del dramático giro de Nissan en los primeros años del siglo XXI, cuando la empresa de automóviles estaba al borde de la quiebra.