En diciembre del 2021, la cantante cuencana Michelle Cordero tenía planeado llegar al altar. Ya tenía todo listo para el gran día. Sin embargo, luego de mucho tiempo de guardar silencio, la artista ecuatoriana eligió ser valiente y compartir con su círculo cercano la triste realidad que vivía. “Cierro el 2021 más fuerte que nunca. He pasado meses que han parecido años, han sido momentos que una persona no está preparada para vivir, que los escucha de afuera y dice ‘esto no pasa’, pero que cuando los vive son realmente muy duros. Y eso que en redes sociales yo no pude publicar todo lo que yo viví”, detalla la intérprete.

Apoyada en su familia y amigos más cercanos, Cordero afirma que este tiempo le ha permitido también descubrir quiénes son leales con ella. “Me ha fortalecido el crecer como persona, porque muchos me dicen que soy valiente, que me admiran, pero yo todavía no puedo ver eso; la fortaleza de mi familia, que ha estado conmigo; y sobre todo mis fans, que siempre me están preguntando qué me ha pasado y, obviamente, por mi hija, que es por quien me levanto todos los días, pero ella es lo principal”, dice.

“Lastimosamente no es la primera vez que yo paso una relación violenta. Yo pasé una experiencia muy difícil desde los 12 hasta los 15 años, con una persona con la cual yo trabajaba. Y dicen que ese círculo de violencia no se cura sino con terapia (...). La valiente, la que me sacó de ese círculo, fue mi hija; ella tiene 6 años y ella fue mi heroína, ella me ha fortalecido”, cuenta la ecuatoriana.

Su más reciente relación sentimental fue en el escenario, donde Cordero afirma haber sido violentada. “Lamentablemente sufrí maltrato psicológico y físico. Él es pastor, me dejé embelesar muchísimo por ese tema, porque yo andaba en busca de estar más cerca de Dios, pero ya cuando empiezas a vivir con esa persona de cerca te das cuenta de las verdaderas situaciones. Me di cuenta de que era una persona alcohólica, que realmente no era pastor. Han sido situaciones realmente dolorosas para mí, pero el haber salido de esto es un paso bastante grande, y el haber compartido con mi seguidoras fue también muy duro, porque uno tiene miedo de las críticas, del qué dirán. En el fondo, a uno sí le importa. Pero he visto un apoyo increíble, una hermandad increíble”, sostiene.

Publicidad

“Se canceló la boda, me quedé con el vestido de novia, me quedé con el local pagado, pero me quedé viva, con mi hija y mi familia y lo que es lo más importante que tengo”, Michelle Cordero, cantante ecuatoriana.

Cordero, quien está próxima a cumplir quince años de carrera artística, manifiesta que había preferido callar su situación por temor a las críticas y que no creyeran lo que vivió durante ocho meses. “Ha sido un proceso bastante complicado. Ya no podía ponerme mi ropita que siempre me ponía, ni ser yo, ni cantar mi música, incluso mis fans se dieron cuenta de que tuve que borrar muchísimas fotos, porque supuestamente este hombre era religioso. (...) Quienes más me han apoyado han sido mi mamá y mi hermana”, expresa.

La cantante ya hizo la denuncia legal en contra de su expareja sentimental, quien —según indica— ya regresó a Estados Unidos.

“Lo importante es darse cuenta a tiempo, antes de que se convierta en una muerte o en algo más. Un anillo o un vestido de novia no compra la felicidad en lo absoluto. Lo más importante es amarse uno mismo, y más cuando uno es madre y tiene que darle ejemplo a los hijos. Sigan adelante, porque la vida es hermosa”, recalca la artista.

Retomando la música

Luego de esta dura experiencia, Cordero ha comenzado a trabajar nuevamente en sus canciones. “Estoy sacando un tema justamente para las mujeres en enero. Estoy trabajando con Dennis Fernando algunos temas que me permiten ser yo”, admite. Esta nueva producción será variada, tendrá géneros como la cumbia y el reguetón, que serán producidos por Prismad Music y que tendrán estrenos individuales. (I)