Su nombre es Gabriel Regueira y es de México. Es actor profesional desde hace 24 años; actualmente tiene 47. Pero desde hace unos cinco años aproximadamente su vida tuvo un giro.

Ocurrió de una manera que no esperaba. Se encontraba con unos compañeros periodistas, quienes discutían que en México no había un actor que pudiera ser considerado el “Johnny Depp mexicano”. “La mayoría decía que no, y solo unos poquitos decían que sí debe haber algún actor. Entonces, cuando yo levanto la mano me preguntan: ‘¿A quién propones?’. Yo simplemente digo que yo podría llegar a ser, y me dicen: ‘A ti nadie te conoce; tú no eres famoso, no tienes una trayectoria como la mayoría que decimos’. Y un amigo periodista, Miguel Ángel del Toro, me dijo: ‘Yo creo que sí podrías, lo único es que nadie te conoce todavía, pero es lo de menos’”, relata.

Comic Con Ecuador: ya está en Guayaquil Itziar Ituño, de ‘La casa de papel’, quien espera ‘que acuda muchísima gente’ al Centro de Convenciones

A partir de ese entonces, cuenta que lo llevaron para hacer una primera entrevista, y luego las cosas se fueron dando poco a poco. “Conforme me fui exponiendo, los medios de comunicación empezaron a decir en algún punto... Me decían: ‘Gabriel, ¿nunca te han dicho que tienes un parecido con Johnny Depp?’. Y así empezaron poco a poco, hasta que sale la primera entrevista, donde dicen: ‘Gabriel Regueira, Johnny Depp mexicano’. Esto ya tiene como cinco años”, comenta.

Sin embargo, empezó a tener mayor repercusión desde hace un año y unos meses, luego de subir unos videos a TikTok en los cuales no estaba completamente caracterizado como el actor estadounidense; solamente se colocó unas gafas y su ropa. En ese entonces publicó al menos unos cinco videos, y al día siguiente tenían miles de vistas.

Publicidad

Incrédulo con lo que estaba pasando, desinstaló la aplicación, porque pensó que estaba fallando; volvió a descargarla y se encontró con el triple de vistas, y pudo darse cuenta de que era real lo que estaba pasando, y se decidió a hacer una interpretación más formal como Depp. “Fue el público el que decidió (...). En México obviamente fue muy fuerte; y ahora, gracias a Dios, a nivel mundial, porque me escriben de Japón, de Nueva Zelanda”, afirma.

Consultado sobre si el actor de Piratas del Caribe sabe de su existencia, dice: “Que yo sepa, no me consta. Pero tengo buenos amigos que se llevan con él personalmente, y me han dicho que ya me vio, pero a mí no me consta”.

¿Cómo reaccionaría Regueira si Depp lo contacta? “En primera instancia, cuando yo me recupere de haber perdido el conocimiento por el desmayo, yo creo que voy a estar muy contento y le voy a agradecer, porque gracias a él y a todo lo que ha pasado, sus cosas buenas y sus cosas malas, ha surgido trabajo para mí y lo hago con mucho cariño y mucho respeto”, responde.

Por ahora no está en sus planes dejar de ser Johnny Depp y continuar su vida como Gabriel. “Es un poco difícil, como sí tengo, dicen que tengo un parecido físico, he llegado a un punto en que hasta mi mamá me dice: ‘Johnny, vete por las tortillas’. Entonces yo lo hago con mucho cariño y mucho respeto”, señala.

Publicidad

Yo sé que realmente jamás voy a ser Johnny Depp, pero lo tomo como eso, como parte de mi trabajo. Y si alguien me dice ‘Johnny’, pues en ese momento empieza a actuar Johnny. Si me dicen ‘Gabriel’, pues únicamente seré Gabriel”, agrega.

Exposición a nivel de las redes sociales ya ha tenido, pero es la primera vez que sale de México como Johnny Depp, y Ecuador es el primer país que lo acoge de manera internacional. Dice que está en conversaciones para visitar Chile, Argentina y probablemente Guatemala. (I)