Julio Iglesias es uno de los contados artistas que puede presumir de sus más de 50 años en el ámbito musical. Es, por decir mucho, uno de los artistas latinos más exitoso de la historia con millones de discos vendidos en su larga trayectoria.

Un mes recargado de memes: Qué opina el cantante Julio Iglesias sobre los ‘memes de julio’

Pero nada de esto estaba en sus planes hace seis décadas atrás, época en la que se enfocaba en sus estudios de leyes en la Universidad de Madrid y en el deporte que tanto le apasionaba, el fútbol, que lo acercó incluso al Real Madrid cuando fichó como portero por el Juvenil B del club azulgrana.

En septiembre de 1962, justo antes de cumplir los 19 años, Julio Iglesias protagonizó una de las peores experiencias de su vida, un accidente automovilístico que lo obligó a abandonar sus estudios y el balompié.

Publicidad

Quien hoy es un gran artista estuvo semiparalítico durante casi año y medio, así lo menciona La Vanguardia tras citar una reciente publicación en Instagram de Julio Iglesias en la que recuerda aquel suceso.

El peor día en la vida de Julio Iglesias

En total han transcurrido 61 años de aquel dramático episodio que cambió para siempre la vida del madrileño y que lo acercó a la música, pues en medio de su terapia de recuperación se dedicó a escribir poemas y transformarlos en canciones con la ayuda de una guitarra que le obsequiaron.

Casi seis años después de la tragedia que acabó con su sueño de futbolista Julio Iglesias interpretó el tema “La vida sigue igual” en el Festival de Benidorm de 1968, lo que le abrió las puertas en el mundo de la música e impulsó su carrera.

Publicidad

“Hace 55 años mi vida cambió para siempre, estudiaba leyes, jugaba al fútbol en mi equipo del alma con los juveniles y un accidente frustró todas mis ilusiones. Pero ese accidente, como digo siempre, juntó mi alma con mi cabeza y empecé a vivir una aventura que aún no ha terminado”, expresó el padre de Enrique Iglesias en una publicación que hizo el 17 de julio.

En su post recordó los orígenes de esta canción en la que expresa que siempre “hay algo porque vivir”, como dice en una de las frases de la composición.

Publicidad

“Esta canción la escribí pensando en lo que sentía en aquellos momentos después de mi operación. Saqué fuerzas que no tenía con la música que me daba una guitarra y escribí estos pequeños versos sin saber dónde iban a terminar o dónde iban a empezar y terminaron en el Festival de Benidorm de 1968″, recordó Iglesias sobre aquel evento en el que resultó ganador.

Fue precisamente cuando entonó la melodía en el Festival Nacional de la Canción que su sueño se transformó. Obligado a dejar el balompié para siempre Julio Iglesias se enfocó en las canciones que poco a poco escribió y entonces descubrió su verdadera vocación, “un sueño que dura hasta hoy”, como él mismo lo menciona.

“Gracias a todas vosotras y a todos vosotros por darme tanta fuerza para vivir”, expresó el artista que el próximo 23 de septiembre cumplirá 80 años más lúcido que nunca pero alejado de los escenarios pues ahora mismo escribe su autobiografía.

“Nunca he tenido mi mente más clara, escribiendo mis memorias y les agradezco con toda mi alma su cariño de siempre”, manifestó en otro post que hizo el 30 de mayo ante las especulaciones en torno a su salud, esa de la que hoy goza plenamente, aunque pudo haber acabado en un trágico accidente hace 61 años atrás. (E)

Publicidad

Te recomendamos estas noticias