La Hacienda española encontró la manera de demostrar que Shakira sí vivía en Barcelona entre el 2012 y 2014, años en los que debió tributar pero no lo hizo, razón por la que se le acusó de defraudar al organismo con 14 millones de euros. Finalmente se declaró culpable y pagará una millonaria multa para evitar ir a la cárcel.

Luego de que la nacida en Barranquilla admitiera en un juicio que defraudó a Hacienda, el medio La Sexta reveló detalles de la investigación que hizo la Agencia Tributaria.

El organismo recopiló información sobre los lugares que más frecuentaba la artista en aquella época cuando ya tenía convivencia con Gerard Piqué.

Publicidad

Shakira al descubierto por sus visitas al peluquero

Silvia Taulés, periodista de Vanitatis, mencionó que el primer rastro lo dejó la artista con sus visitas al peluquero, así lo reseña La Sexta.

“Es donde iba prácticamente cada semana”. Luego añadió que “fue el que le hizo el cambio más radical que se ha hecho en su imagen”, esto en referencia al momento en el que la cantante se cortó el cabello por una supuesta sugerencia de su exsuegra Montserrat Bernabeu, aunque en redes sociales se reseña que ete look de Shakira ocurrió en el 2011.

El siguiente rastro tuvo que ver con su presencia en un centro de estética y un gimnasio donde recibía clases de zumba.

Publicidad

Otro dato que pudo jugar en contra de la intérprete es el hecho de haberse matriculado en un centro deportivo cuya cuota era de 200 euros mensual. En palabras de Taulés una socia del sitio aseguró haber visto a Shakira varias veces en el lugar incluso acompañada de su incondicional hermano Tonino.

Pero, estas no fueron las únicas pistas en la que se apoyó la Agencia Tributaria pues también se tomó como referencia el pago de más de 500 pagos en establecimientos de Barcelona, muchos de ellos eran restaurantes a los que acudía la artista, además de sus viajes fuera de España cuando era coach en el programa “La Voz” en Estados Unidos. (E)

Te recomendamos estas noticias