La argentina Anya Taylor-Joy, que también tiene nacionalidad británica y estadounidense, ganó el Globo de Oro a la mejor actriz de una serie limitada (miniserie) por Gambito de dama, durante una gala que se está celebrando desde Los Ángeles y Nueva York en un formato adaptado a la pandemia de coronavirus.

“Haría este proyecto una y otra vez. Gracias a todos los que han visto la serie”, agradeció la actriz de 24 años desde su casa a través de una videollamada con la también latina Rosie Perez, encargada de anunciar la ganadora.

Con sangre española e inglesa, por su madre, y escocesa y argentina, por su padre, Taylor-Joy era la gran baza latina en estos premios después de un año en el que se ha confirmado como una de las grandes promesas de Hollywood.

Además, la actriz llegó a la ceremonia con doble nominación, ya que logró una segunda candidatura en la sección cinematográfica por protagonizar la película Emma.

Taylor-Joy se consolidó como una de las actrices jóvenes más requeridas tras películas como The Witch (2015) o Split (2016) y series de la talla de Peaky Blinder (2019).

La serie The Queen’s Gambit, en la que la argentina protagoniza las vivencias de una jugadora de ajedrez, ha causado un gran impacto internacional desde su estreno en Netflix, batiendo todos los récords de audiencias.

El formato ha trascendido la pequeña pantalla al inspirar un renovado interés en el juego del ajedrez, ya que las ventas de manuales de juego, tableros y otros accesorios se han disparado obligando a algunos fabricantes a aumentar la producción en plena cuarentena por el coronavirus. (E)