Bienvenidos, soy Billie y estoy es ‘Happier Than Ever’. Esta es la primera vez que toco mi álbum de principio a fin, disfrútenlo. Así empezó Happier Than Ever: A Love Letter To Los Angeles, el recién estrenado concierto documental de la joven artista estadounidense Billie Eilish, quien a manera de homenaje a su ciudad natal realizó una presentación sin público, junto a la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles (LA Phil) en el legendario Hollywood Bowl. Esta producción realizada para la plataforma de streaming Disney+, fue dirigida por los reconocidos Robert Rodríguez y Patrick Osborne, quienes se encargaron de alternar el show con animaciones CGI de una errante Eilish recorriendo la metrópolis en su auto.

Entre luces tenues se interpretaron las primeras dos canciones: Getting Older y I Didn’t Change My Number, que contaron con un ensamble minimalista (batería, bajo y teclados), del que también formó parte Finneas, hermano de Billie y también reconocida estrella pop.

Ya para Billie Bossa Nova se sumaron LA Phil, bajo la tutela del venezolano Gustavo Dudamel y el guitarrista brasileño Romero Lubambo, quienes con sutileza y elegancia empezaron a mostrar el valor de este tipo de fusiones fugaces; el pop moderno sintético junto al sonido orgánico de una orquesta. Prueba de esto también fue My Future, uno de los sencillos más aclamados del álbum.

Aunque la cantante ha sido identificada por una voz tímida, en canciones como Oxytocin se encarga de romper ese mito con mucha actitud y agresividad.

Publicidad

Goldwing llegó a la luz del día, junto a un coro infantil del que Billie formó parte en su niñez. Lost Cause volvió al conjunto de bajo y batería, mientras que Halley’s Comet también fue ejecutada antes del anochecer.

Not My Responsibility es una flemática canción al estilo sprechgesang (canción hablada), en la que se relata la lucha de la mujer y el juicio moral hacia su cuerpo, vestimenta y distintos factores de una sociedad machista. En contraste con la misma, se da una emotiva presentación de la balada Everybody Dies.

Como el título del documental indica, Billie agradeció a su ciudad por haberle dado muchos momentos maravillosos y haberla formado hasta convertirla en la persona que es hoy. Esto dio paso a la versión de Your Power, junto a su hermano en la guitarra acústica.

NDA, Therefore I Am y Happier Than Ever fueron temas que mezclaron la esencia pop de la artista con ciertos matices de rock.

Poco antes de concluir el concierto, la Billie animada llegó al Hollywood Bowl para ser la única espectadora presente. Male Fantasy selló el show, de la misma manera que Happier Than Ever, el más reciente trabajo de la galardonada cantante.

Escuchar un álbum de principio a fin siempre será una gran experiencia, tener la oportunidad de acompañarlo de un prolijo proyecto fílmico le otorga sin duda muchos más puntos a favor. El público debe darle el mérito necesario a estas ideas, ya que esto seguirá animando a los artistas a la innovación y creación de nuevas propuestas.