La idea surgió en el 2018 y, por diferentes circunstancias, el proyecto no se concretó en los años posteriores. Hasta que llegó el 2022 y era el momento de poner en marcha Jugando Ando, un espacio interactivo que cuenta con una oferta para los más pequeños de la casa.

Jugando Ando nació de una necesidad personal: la falta de actividades al aire libre dedicadas a los niños, especialmente los fines de semana. “Soy mamá de un nene de seis años, que va para siete, y de una nena de cuatro, que va para cinco, y me di cuenta de ‘bueno, ¿qué hago con ellos los fines de semana?’, y me di cuenta de que la oferta infantil dentro de la ciudad estaba bastante limitada (...). Me preguntaba qué se puede hacer al aire libre que sea distinto y que no sea solo entretenimiento”, dice Lorena López, productora de Jugando Ando.

Desde esa inquietud, López pensó en hacer lo contrario de lo tradicional, es decir, que el 80 %, 90 % del espacio esté creado y dirigido para niños y que allí puedan interactuar con toda la oferta disponible.

Cita como ejemplo que, a veces, los padres van con los niños a una exposición, y lo primero que les dicen es: “Mira, pero no toques; cuidado rompes; no te subas acá”, y los pequeños no pueden sentirse libres de tocar, explorar.

Publicidad

“Los niños son muy sensoriales y necesitan tocar, jugar, experimentar las cosas a través de sus sentidos. Entonces, se mezcló un poco todas estas ideas que tenía de espacios al aire libre, de espacios que sean interactivos, en donde los chicos puedan jugar, tocar y percibir las cosas a través de sus sentidos; y que no solo sean recreativos, porque entretenimiento hay en muchos lados”, afirma.

En ese contexto, señala que la propuesta con la que llegan también tiene un fin educativo, que estimule las áreas de desarrollo de los niños, la psicomotricidad gruesa/fina, cognitiva, socioafectiva y estética.

En el desarrollo de este proyecto también interviene la madre de López, que se desempeña como directora de un preescolar y tiene más de 40 años de experiencia en educación. “Ella es quien está desarrollando, ejecutando, diseñando y preparando al personal y material de nuestras estaciones interactivas (...). Con ella creamos esta idea de un espacio interactivo, que es la palabra clave”, asegura.

“Somos más o menos 16 personas; las llamamos ‘facilitadoras’. Son todas profesionales que trabajan con niños (...), en educación infantil (...). Muchas trabajan en escuelas, preescolares y demás. Ellas son parte del equipo de Jugando Ando”, agrega.

Publicidad

Y como parte de las actividades que ofrecerá Jugando Ando está la primera edición denominada Arte y Música, el primer festival interactivo, que se efectuará el 11 y 12 de junio próximos. Está dirigido a niños de dos a nueve años. Es una coproducción con el Teatro Sánchez Aguilar.

Niños en la estación de teatro. Foto: Cortesía

En esta jornada también participarán las facilitadoras, que ayudarán a manejar la dinámica con los chicos; además, “a motivarlos, a que puedan experimentar de la mejor manera cada una de las estaciones que estamos preparando en nuestro festival”.

Estaciones interactivas

De acuerdo con López, habrá ocho estaciones interactivas: la casa mágica by La Petite Artiste, la de pintar colgantes, de tizas, de improvisación de teatro, de música, de burbujas gigantes, de circuitos y de rincones de lecturas.

En cada uno de estos espacios, los niños podrán realizar diferentes actividades, en las cuales contarán con ayuda de las facilitadoras. Menciona que habrá cuentos colgando de árboles, podrán leer cuentos, podrán tocar los instrumentos musicales, los libros. También habrá una tarima en donde se presentarán varios artistas, cuentacuentos y otras sorpresas.

Publicidad

Niños en la estación burbujas. Foto: Cortesía

“Nuestras estaciones son inclusivas. La idea es que podamos adaptar todos los materiales por si hay niños con necesidades especiales que nos visiten; que ellos también puedan disfrutar de todas estas estaciones, lo que nos parece superimportante. Y queremos seguir incentivando que cada vez haya más espacios inclusivos dentro de la ciudad”, apunta la productora.

Para esta jornada, de acuerdo con López, los acompañará Fasinarm. También habrá espacio de venta de comida y venta de productos y servicios de niños.

Arte y Música es una de las primeras jornadas de Jugando Ando, y la idea —dice la productora— “es que crezca”. “Después queremos hacer muchas ediciones más con diferentes temáticas: una galáctica, Navidad, medioambiente, histórica... Siempre con estaciones interactivas”, señala.

Estación de música. Foto: Cortesía

Otro de los objetivos es replicar este evento en otros espacios de la ciudad. “Llevarlo quizás a sectores más vulnerables en los que muchas veces los chicos no tienen acceso a estos espacios”, menciona.

Publicidad

López señala que un punto primordial es que se rescate el juego. “El juego es la herramienta por la que los niños aprenden. Los niños jugando aprenden, jugando exploran, jugando imaginan, jugando experimentan, jugando se equivocan muchas veces; pero el juego es esencial, y de ahí viene el nombre de Jugando Ando (...). Siempre la temática de nuestro proyecto es ese, que sea a través del juego interactivo que ellos aprendan, se diviertan, y tener planes diferentes dentro de la ciudad”, explica.

“La idea es que Jugando Ando sea una plataforma para artistas o profesionales que trabajan con niños y puedan mostrar su trabajo. Por ejemplo, las facilitadoras que tenemos de teatro son chicas jóvenes, con muchísima experiencia y con muchísimas ganas de proponer cosas distintas”, acota.

Pese a la flexibilización en las medidas de bioseguridad por el COVID-19, la productora indica que contarán con dispensadores de alcohol y seguirán todo el protocolo.

Arte y Música se realizará el 11 y 12 de junio, de 10:00 a 18:00, en los exteriores del TSA. Costo: $ 8. Las entradas se pueden adquirir en el sitio web www.teatrosanchezaguilar.org y en la aplicación del teatro. (I)