Con motivo del bicentenario de la muerte de Napoleón, el museo de Wellington, en Bélgica, organiza una exposición con 2.000 figuras de Playmobil que incluye una maqueta de seis metros de la batalla de Waterloo, el combate que desencadenó el fin del emperador francés.

“Nuestro objetivo es sensibilizar a los niños y enseñarles la historia de forma didáctica, gracias a las numerosas escenas que recorren la vida del Emperador”, cuenta a Efe una de las responsables del proyecto, Véronique Maton.

Napoleón Bonaparte: de qué murió realmente (y otras 3 cosas que quizás no sabías sobre su vida)

Los organizadores le dieron una vuelta de tuerca porque no querían presentar “otra exposición más sobre Napoleón”, por lo que optaron por darle un “toque distintivo” con los juguetes para “llegar a un gran público”.

Así, la exposición ofrece una “visión diferente” de este periodo histórico, explicado de forma sencilla para atraer a un público más amplio porque todo el mundo “conoce y ha jugado” con Playmobil, cuenta la organizadora.

El protagonismo de la exposición se lo lleva una enorme representación del campo de batalla de Waterloo, la gran derrota de Napoleón, un diorama de 1.200 figuras que se completará con grabados que aportará el museo de su colección.

La llave de la habitación donde murió Napoleón en Santa Elena irá a subasta

Laurent Lafont, “un apasionado de Napoleón, del Imperio y de Playmobil”, es el artífice de la idea y ha personalizado él mismo las figuras.

Los artistas Bob Borriello (i) y Laurent Lafont creadores de la exhibición. Foto: EFE

El Imperio en Playmobil, nombre que se le ha dado a la exposición, se inaugura este sábado 8 de mayo y tendrá una duración de cuatro meses, hasta el 5 de septiembre.

Una vista de la maqueta de la Batalla de Waterloo. Foto: EFE

La exhibición repasa además otros momentos importantes en la vida de Napoleón, como la campaña de Egipto, la vigilia con antorchas de Austerlitz, la retirada de Rusia, la coronación y su retiro a Santa Elena, entre otros. (I)