El misterio terminó y el sueño de todos los fanáticos se cumplió. Sí, Tobey Maguire (Spider-Man, 2002) y Andrew Garfield (The Amazing Spider-Man, 2012) regresaron con su traje del superhéroe para unirse a Tom Holland en la cinta Spider-Man: Sin regreso a casa (2021) y finalmente podemos hablar con tranquilidad y sin culpa de ese reencuentro.

Los actores, quienes negaron hasta el final su participación en el gigantesco proyecto de Sony y Marvel que se convirtió en una de las películas más taquilleras de la historia, se reunieron en una entrevista en video con el crítico de cine Pete Hammond para compartir con el público los detalles del rodaje y deleitar a todos con esa química entre ellos con la que cautivaron en la gran pantalla.

“Una de las cosas que más me gusta hacer en este momento es conectarme a Internet y ver las reacciones de los fanáticos cuando ustedes aparecen en esa escena en particular. Jamás habría imaginado que sería tan bien recibido por todos. Quiero decir, supongo que tenía la idea de que a la gente le encantaría esta película, pero de ninguna manera podría haber pensado que iba a ser tan grande como lo ha sido (...) se siente como si hubiéramos estado en una especie de sueño realmente extraño. Se siente realmente extraño”, comentó Holland, de 25 años, al arrancar la entrevista.

Maguire recordó que la invitación de Kevin Feige, presidente de Marvel, le resultó intrigante, sobre todo porque no tenía claro qué tendría que hacer su personaje. “Y eso siempre fue un misterio, aunque sí aprecié lo que sí me dijeron, pero todo se trataba de juntarme con ellos y revisitar lo que fue parte de mi historia (...) Regresar a eso y no quiero decir ‘cerrar el capítulo’, pero revisitarlo trajo sus resoluciones”.

Publicidad

Yo estaba esperando a saber si Tobey iba a aceptar”, bromeó Garfield, ganador del Globo de Oro por Tick, Tick... Boom!. “Si él aceptaba, entonces yo no tenía opción”.

Fue la intención ‘pura’ que percibió para este filme lo que lo motivó a aceptar. “Se siente como una gran historia, una idea creativa y no solo ‘vamos a invitarlos a decir hola y que luego vuelvan a irse’, sino que nuestra presencia está al servicio de Tom y de su viaje como Peter Parker (...) Fue una hermandad y fue hermoso”.

Holland confesó que el rodaje comenzó sin Tobey y sin Andrew, pero que mientras más se acercaba el día de grabar junto a ellos, él solo sentía más y más nervios. “Pero cuando los conocí, me di cuenta de que no tenía qué temer, pero si les pedí a Zendaya y a Jacob (Batalon) que estuvieran allí ese día, llamé a mi sistema de apoyo (...) pero fue mi divertido, desde el primer día fue una montaña rusa de la que no quería bajarme”.

¿Cómo mantuvieron el secreto? Definitivamente quien se llevó la peor parte fue Garfield, quien tuvo varios encuentros con la prensa promocionando la cinta Tick, Tick... Boom!. “Todos decían, ¿pero por qué Andrew Garfield anda en viaje de prensa? ¡Para mentir sobre Spider-Man!”, bromearon.