San Sebastián, España (AFP).- “Soy el artista más auténtico”, proclamó este domingo el mítico cantante Raphael, al presentar en el Festival de San Sebastián una serie documental sobre su vida, con motivo de haber superado las seis décadas de carrera.

“No sabría hacerlo de otra manera, yo soy así, soy el artista más auténtico, (...) me sale solo, de ahí el Raphaelismo, no podía ser de otra manera”, dijo el cantante en referencia al nombre de la serie.

“Yo te juro por todos los dioses que no lo sé, yo soy así”, dijo en rueda de prensa el intérprete de Yo soy aquel y En carne viva al ser preguntado sobre cómo hacía para mantenerse en activo a sus 78 años.

“Yo soy una persona feliz porque trabajo en aquello que me gusta, me rodeo de la gente que me gusta, hablo de lo que me gusta, y creo que eso es el único y gran secreto mío, la pasión que le pongo a las cosas es auténtica”, abundó el cantante nacido en Linares (Andalucía, sur) en 1943.

Publicidad

Raphaelismo fue presentada fuera de concurso en un evento especial en el festival de la ciudad en el norte de España, que suele dar cabida a las propuestas televisivas.

La serie repasa en cuatro capítulos la carrera de Raphael, desde sus inicios como cantante cuando aún era adolescente, la explosión de su fama internacional en los setenta y ochenta y su adaptación a los tiempos actuales, encabezando festivales en España.

Una larga carrera para este cantante romántico en la que sufrió altos y bajos, pero en la que “nunca” sintió que pasara de moda, según afirmó en la rueda de prensa.

Más bien recordó que en los ochenta España le empezó a quedar pequeña y estuvo “viviendo en Miami, en Nueva York, en México, viviendo y trabajando”.

Definido como el “documental definitivo” por sus creadores, Raphaelismo contó con el compromiso “absoluto” del artista, quien concedió cinco entrevistas de varias horas y aportó material de archivo, afirmó Charlie Arnaiz, quien lo codirige junto a Alberto Ortega.

La serie, que en España se estrenará en el 2022, ofrece algunas revelaciones sobre la vida de Raphael, como una crisis nerviosa que sufrió tras una serie de agotadores conciertos en Las Vegas cuando tenía 21 años, y que lo mantuvo un tiempo alejado de los escenarios.

“Cometí un grave error (...) un señor trabajando cuatro shows todos los días, casi sin tiempo para dormir, con 21 años, que lo que quería era fiesta, y mi madre (que estaba presente) recriminándome a cada momento”, continuó.

De cara al futuro, Raphael augura que habrá “muchas cosas nuevas” suyas, ya que desea volver a actuar en cine, hacer otra serie y por supuesto, seguir en los escenarios hasta que su público quiera escucharlo.

Por lo pronto, espera retomar el año que viene una gira por América Latina que debió suspender por la pandemia del coronavirus.