En febrero de 1931, Estudios Universal, productora dedicada a realizar filmes de terror, estrenó en el Roxy Theather de Nueva York, Drácula, una cinta dirigida por Tod Browning que se convertiría en mítica en la historia del género de terror y del cine.

Un Drácula brillante, terrorífico y divertido: la miniserie de Netflix reinventa el mito en la mejor ficción del vampiro

Entre las causas que la llevaron a este sitial podemos mencionar algunos elementos: la estilización utilizada en la cinta que fue adaptada de la obra teatral del mismo nombre que arrasaba en Broadway y que sintetizaba la estructura del libro original. El acierto de haber elegido al actor de origen húngaro Bela Lugosi para el papel principal. Lugosi le aporta al personaje un aire de erotismo único. Posteriormente ningún actor se ha asociado jamás tanto con el papel de Drácula con la excepción del británico Christopher Lee.

Christopher Lee interpretó varias veces al vampiro Drácula.

La película de Browning es la que crea el concepto del vampiro estilo gentleman, estilo que sería el modelo a seguir en las posteriores producciones sobre el vampiro más famoso del cine. Estilo y personaje quedaron por siempre asociados en la cultura popular.

‘Drácula’, el conde oscuro en Netflix

En lo financiero tuvo también un destaque importante, es la primera cinta de terror sonoro que tuvo un gigantesco éxito de taquilla, a nivel mundial recaudó 1,2 millones de dólares lo que permitió sanear la economía del estudio.

Y un aporte más importante, el poder de la cinta radica más en lo que sugiere que en lo que muestra, lo que lleva al espectador a crear su propia versión de la historia, donde la violencia y el erotismo son caldo de cultivo de su imaginación.

Datos

  • El antecedente de la película Drácula fue la versión muda filmada en 1922 en Alemania por el director Friedrich Murnau, cuyo título era Nosferatu, una sinfonía de horror.
'Nosferatu' es una película de cine mudo de 1922.
  • El papel del conde transilvano estaba destinado para Lon Chaney Sr., pero este fallecería víctima de un cáncer de garganta lo que dejó camino libre para el papel a Bela Lugosi.
  • Se comenta que existió una primera versión de Drácula filmada en Hungría en 1921; su director fue Karoly Lajthay.
  • Para evitar problemas legales como lo ocurrido con la versión de Murnau, los Estudios Universal compraron los derechos a la viuda de Bram Stoker, Florence.
Bram Stoker publicó en 1897 la novela.
  • En 1931 no existía la técnica del doblaje, por lo que los estudios simultáneamente rodarían una versión para el público de habla hispana. Esta cinta se la filmaría durante la noche cuando el equipo de la versión en inglés descansaba. La película estaba dirigida por George Melford y en el papel del conde estaría el español Carlos Villarías. (I)