“Mi nombre es Ralph. Soy un conejo, como puedes ver. Estoy ciego en mi ojo derecho y por esta oreja no escucho nada”, dice en los primeros segundos el conejo blanco, protagonista del cortometraje animado Save Ralph (Salvando a Ralph), que relata el sufrimiento por el que atraviesan los animales al experimentar en ellos en varios laboratorios.

“Así que tengo la piel afeitada y con productos químicos, que arden, arriba y abajo de mi espalda (...), pero al final del día quiero decir que está bien. Lo hacemos por los humanos, ¿verdad?”, continúa diciendo Ralph, el personaje promovido por la Humane Society International para una campaña en contra del testeo animal.

“Soy un conejillo de ensayo (...). Testear es para lo que nacimos, nos hace felices a los conejos”, declara irónicamente el mamífero mientras se come unos cereales y antes de ser llevado al laboratorio.

En el cortometraje participan el cineasta Taika Waititi, los actores Zac Efron, Ricky Gervais, Olivia Munn.

“Ayudé en este hermoso y desgarrador cortometraje”, dijo Waititi.

Para el director, las pruebas estéticas en animales son una práctica asquerosa y arcaica. “Por favor, mire esta película y avíseme si siente algo. Si no siente nada, es posible que esté muerto. ¡Sin embargo, sin juicio!”, añadió el realizador.

“Conoce a Ralph. Ha tenido una vida difícil, lo cual no es sorprendente dado que lo usan como probador de cosméticos”, dijo por su parte el actor Zac Efron.

Testear en animales en nombre de la belleza

Según la organización internacional, las pruebas con animales siguen siendo legales en el 80% de los países.

La experimentación con animales para cosméticos es un negocio feo. En todo el mundo, muchos miles de animales como conejos, conejillos de Indias y ratones sufren innecesariamente para probar productos como el lápiz labial y el champú, a pesar de que producir productos de belleza libres de crueldad animal es seguro y simple. Es hora de acabar con la crueldad de los cosméticos, para siempre”, manifiesta el organismo en su sitio web, donde además invitan a sumarse con una firma. (I)