La actriz cubana Ana de Armas va pisando fuerte en su carrera con papeles que de a poco le han ido dando protagonismo. Ahora, de la mano de Andrew Dominik y producida por Brad Pitt para Netflix, dará vida a Marilyn Monroe (1926-1962) en Blonde, una película que viene preparándose desde 2010 y ha despertado titulares de todo tipo, desde los cambios de actriz protagonista a los rumores sobre cunnilingus sangrientos.

Según Dominik, el guion contiene pocos diálogos y ha descrito la película como una “avalancha de imágenes y eventos”.

Netflix le pidió al director que bajara el tono del contenido sexual. Independientemente, la película recibió una calificación NC-17 (no apta para menores de 17 años). De hecho, se ha especulado que el retraso constante del lanzamiento de la película por parte de la plataforma de streaming se debe a una fuerte reedición para tratar de eliminar algunos de los contenidos sexuales más explícitos.

De esta manera, Netflix podría haberle exigido a Dominik que volviese a montar la película para “frenar sus excesos” y reducir su contenido sexual. Algo a lo que el director parece haberse resistido con uñas y dientes: “Es una película exigente. Si al público no le gusta, es culpa del maldito público”, declaró. Al parecer, la tabla de salvación para Blonde fue la gran acogida al trabajo de Ana de Armas en Sin tiempo para morir.

Publicidad

Adrien Brody y Ana de Armas durante la filmación de 'Blonde', en la playa de Malibú (California). Foto: Ability Films / SplashNews.com

Cuando le ofrecieron el papel principal a Jessica Chastain, gracias a que Brad Pitt la convenció, fue la propia Chastain que le dijo que no y lo abandonó posteriormente. Lo mismo sucedió con Naomi Watts.

Joyce Carol Oates, quien escribió el libro del mismo nombre en el que Blonde se basó, dijo que ha visto un corte preliminar y lo llamó “sorprendente, brillante” y “muy perturbador”, y también dijo que es “una interpretación completamente ‘feminista’... no estoy segura de que ningún director masculino haya logrado algo así”. Con grandes elogios de la escritora del libro y un elenco que también incluye a Adrien Brody como Arthur Miller y Bobby Cannavale como Joe DiMaggio, Blonde claramente será una película que no se perderá cuando se estrene a finales de este año.

Andrew Dominik, responsable también de El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford (con Brad Pitt) ha dicho que “supone que (Blonde) podría haber ido al Festival de Cine de Venecia, podría haber salido en la cosecha de otoño del año pasado, pero... tomó un tiempo cortarlo. Todas mis películas tardan un poco en cortarse”.

El director está seguro de que la película tendrá un estreno mundial en el próximo Festival de Cine de Cannes (del 17 al 28 de mayo de 2022). Pero el filme puede posponerse debido a la escandalosa polémica por su calificación.

Publicidad

La actriz

Para el reto actoral de esta crónica ficticia de la vida interior de Marilyn, De Armas estuvo algunos meses tratando de perfeccionar la voz de Monroe y pasando hasta tres horas en la sala de maquillaje pareciéndose a la legendaria actriz. “Me tomó nueve meses de entrenamiento y práctica de dialectos, y algunas sesiones (de reemplazo de diálogo automatizado). Fue una gran tortura, muy agotador. Mi cerebro estaba frito”, dice en IMDB.

La actriz de Puñales por la espalda, Aguas profundas y Manos de piedra, entró en escena en 2019, reactivando el interés por Blonde cuando todo el mundo daba el proyecto por muerto y enterrado. “Fue el trabajo más intenso que he hecho como actriz”, dijo a EW Ana de Armas. “Me tomó un año prepararme para eso: investigación, acento y todo lo que puedas imaginar. Leer material, hablar con Andrew Dominik durante meses y prepararme para comenzar. Fueron tres meses de filmación sin parar, como una agenda de locos. Fue lo más hermoso que he hecho. No puedo esperar a que salga. Es una película muy especial, y Andrew es un genio. Es uno de los mejores cineastas con los que he trabajado”.

En los meses en que De Armas filmó Blonde, ella también estaba preparando y filmando su papel como espía asistente de 007 en la película de James Bond No Time to Die (Sin tiempo para morir). “Me estaba preparando para Blonde, y luego la película fue empujada y me llamaron para No Time to Die. Fui a Londres y solo tuve como diez días o dos semanas de entrenamiento, que no es mucho para todo lo que tenía que hacer, lo que me puso muy nerviosa”, confesó a Variety.

Continuó: “Y luego, además de eso, Daniel (Craig, quien interpreta a Bond) se lesionó y tuve que posponer mi sesión y volver a hacer Marilyn Monroe, que es completamente diferente a todo lo demás, emocional, mental y físicamente, y luego, tres meses después, volví a Londres y volví a ser una chica Bond. ¡Todo ese entrenamiento que hice se fue y se olvidó! Pero todo salió bien, y estaba trabajando con el mejor equipo posible, y eso hizo que sucediera, así que estoy feliz con eso”.

Publicidad

Para su papel de la fallecida actriz, Ana debía quedarse calva en cada sesión. “Tenía que quedarme calva todos los días, por las pelucas rubias”, dijo en una entrevista con Byrdie. “(Marilyn) pasó por diferentes tonos de rubio, desde dorado hasta platino, así que para estas pelucas que están bellamente hechas, no puedes tener nada oscuro debajo, así que tuvimos que hacer una calva todos los días desde mi frente hasta y alrededor de toda mi cabeza”.

La convulsa vida privada de Monroe recibió mucha atención. Luchó contra la adicción, sus trastornos de estado de ánimo y con sus relaciones amorosas. “Su vida no fue fácil, porque realmente tienes que profundizar en ese periodo y lo que le sucedió a ella y su historia y quién era ella, y tal vez conozcas algo de su historia, pero fue muy intenso”, dice De Armas.

Así, Ana de Armas se une al nutrido elenco de actrices que han dado vida a Marilyn Monroe en el cine y la televisión, como son Misty Rowe (Good Bye Norma Jean, 1976), Paula Lane (Goodnight, Sweet Marilyn, 1989), Theresa Russell (Insignificance, 1985), Barbara Niven (The Rat Pack, 1998), Michelle Williams (Mi semana con Marilyn, 2011), entre otras.

Como dato curioso, el perro de Ana De Arma, Elvis, hace el papel del perro de Marilyn en Blonde. (I)