San Sebastián, España (AFP).- La vida de una adolescente argentina y otra danesa de hace dos siglos dominan el domingo la sección oficial del Festival de cine de San Sebastián, en una jornada en la que el director francés Laurent Cantet retrató el peligro de las redes sociales.

La primera es el centro de Camila saldrá esta noche, la historia de una temperamental muchacha argentina que se muda de La Plata a Buenos Aires por la súbita enfermedad de su abuela. Es la primera cinta latinoamericana en entrar en liza.

Se trata del cuarto largometraje de la realizadora cordobesa Inés Barrionuevo, de 41 años, y la segunda en exhibirse en el gran certamen español, después de Julia y el zorro en 2018.

El traslado de Camila le supone dejar atrás a sus amigos y una escuela secundaria pública liberal por una institución privada tradicional, en la que, según la sinopsis, “el temperamento feroz pero prematuro de Camila se pone a prueba”.

Publicidad

Es el primer papel protagonista de Nina Dziembrowski, que debutó en el cine con el largometraje Emilia (2020).

El filme compite además en la sección Otra Mirada, dedicada a temas cercanos al mundo femenino, en la que también figura otra película que será presentada este domingo, la danesa Du som er I himlen (As In Heaven, Como en el cielo).

Esta cinta tiene también como protagonista a una adolescente, Lise, de 14 años, danesa y del siglo XIX.

Es la mayor de sus hermanos, la primera de su familia en ir a la escuela y está llena de esperanza y confianza en la vida, pero cuando su madre se pone de parto, pronto algo parece ir mal.

“A medida que cae la noche y el parto avanza, Lise comienza a comprender que el día que comenzó siendo una niña podría terminar con ella convertida en la mujer de la casa”, reza la sinopsis.

Raphael, 60 años de carrera en una serie

El cantante español Raphael estará también en San Sebastián este domingo para la presentación de la serie documental Raphaelismo, dedicada a una carrera que supera los 60 años.

Publicidad

Las otras películas de la competición oficial proyectadas este domingo eran las francesas Arthur Rambo, de Laurent Cantet, y Vous ne désirez que moi, de Claire Simon, así como la rumana Crai Nou, de Alina Grigore.

En Arthur Rambo, Cantet, ganador de una Palma de Oro de Cannes por La clase, explica el caso de un muchacho de los suburbios cuya pujante reputación literaria se hunde por unos viejos mensajes en las redes sociales publicados sin darle demasiada importancia.

El Festival de San Sebastián acoge más de 170 filmes hasta el sábado 25 de septiembre, cuando tendrá lugar la gala de premios.

La apertura de esta 69ª edición estuvo a cargo del director chino Zhang Yimou, cuyo largometraje Un segundo, muy aplaudido en la sala, marcó el comienzo de la competición por la Concha de Oro a la mejor película, el máximo galardón.

El filme de la sección oficial que más atención suscitó, sin embargo, fue de momento Maixabel, de la directora española Icíar Bollaín, que por tercera vez compite en el certamen donostiarra.

El llamado a la no violencia que hace una cineasta española en el Festival de Cine de San Sebastián

Diez años después del fin de ETA, Maixabel narra la historia de Maixabel Lasa (Blanca Portillo), viuda del político socialista José María Jáuregui, y del arrepentimiento de dos de los tres miembros de ETA que participaron en el año 2000 en el asesinato de su marido, Luis Carrasco (Urko Olazabal) e Ibon Etxezarreta (Luis Tosar).